Local

El Gobierno planea excluir a los candidatos vinculados con ETA

Justicia estudia más reformas para sacar a la banda de las instituciones.

el 09 sep 2010 / 19:23 h.

TAGS:

Un grupo de familiares de presos etarras (al fondo) protestan en un acto en Bilbao.
El Gobierno tiene intención de abordar si fuera necesario modificaciones legislativas para evitar la presencia de ETA en las instituciones, según aseguró ayer el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Entre las medidas estaría la de anular las listas con candidatos vinculados a la banda terrorista.


En este sentido, el representante de la izquierda abetzale, Txelui Moreno, manifestó ayer que buscarán una alianza entre progresistas de izquierdas y nacionalistas para estar en las elecciones. Y afirmó que el acuerdo que han cerrado los seguidores de Batasuna y EA puede llegar al 20% del electorado vasco en una primera fase y, "a liderar el país", en una segunda fase.


Sobre el comunicado de ETA del pasado domingo, en el que anunciaba que no llevará a cabo "acciones armadas ofensivas", Caamaño recordó que la posición del Ejecutivo ha sido clara y rotunda y que su intención es que quienes no condenen claramente la violencia y no abandonen esa forma de actuar en democracia no estén en los organismos democráticos. Por tanto, agregó el ministro: "Como hemos hecho otras veces aplicaremos con rigor la Ley para que se cumpla". Además, si fuera necesario, agregó el ministro, se abordarán modificaciones legislativas una vez más "para asegurar a la democracia española que en los organismos de representación ciudadana sólo habrá demócratas".


En este sentido, el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, reclamó ayer al Gobierno que remita "de manera inmediata" al Congreso de los Diputados el proyecto de reforma para evitar que la ilegalizada Batasuna se pueda "colar" en las elecciones municipales y forales de 2011, ya que impedir la presencia de la izquierda abertzale en dichos comicios supondría "el mayor paso para el fin definitivo de ETA".


Para esta reforma, tanto PP como PSOE acordaron además de ampliar los plazos para recurrir candidaturas e introducir la incompatibilidad sobrevenida para ediles de formaciones ilegalizadas tras las elecciones, incluir la posibilidad de anular listas de un partido legal por la presencia "contaminante" de candidatos de la izquierda abertzale ilegalizada. Este pacto obedece a la vuelta de tuerca como respuesta al acuerdo político que los herederos de la izquierda abertzale firmaron con Eusko Alkartasuna, que es un partido independentista que cumple con la legalidad.

  • 1