jueves, 21 febrero 2019
21:12
, última actualización
Economía

El Gobierno propone subir la luz un 4% a los hogares

La revisión en julio se sumará al alza del IVA para 27 millones de usuarios.

el 08 jun 2010 / 12:34 h.

La subida no afectaría a los grandes consumidores.

Un bocado más al bolsillo del consumidor. El Ministerio de Industria propuso ayer una subida de las tarifas eléctricas que supondrá un incremento de en torno al 4% de la tarifa de último recurso (TUR), la única que fija el Gobierno y a la que pueden acogerse 26,8 millones de hogares y pymes. Ese incremento sería el resultado de aumentar las tarifas eléctricas de acceso un 10% a los hogares y pequeños comercios, tal y como reza la propuesta de Industria.

Además, la propuesta recoge un aumento de tarifas de acceso del 5% para los consumidores de alta tensión y un mantenimiento de la misma para la gran industria.

Según el borrador, que el 23 de junio se someterá a subasta entre las comercializadoras para determinar el coste definitivo de la energía, la revisión de peajes diseñada por el Ministerio de Industria implicará un alza, entre baja y alta tensión, del 8,5%. En total, 28,5 millones de consumidores sufrirán la subida.

El titular del departamento, Miguel Sebastián, consideró "prematuro" hacer el cálculo de la subida, puesto que "en el momento actual del proceso de revisión de la tarifa eléctrica de último recurso no se dispone de la información indispensable para determinar cuál será el precio de la electricidad".

El ministro agregó que "lo único que se puede saber a ciencia cierta es que para cinco millones de hogares la luz no va a subir", en referencia al bono social que beneficia a familias numerosas, pensionistas con prestación mínimas o familias con todos sus miembros en paro.

La eventual subida en julio se sumará a la del 2,6% aplicada en enero, y al margen de esta revisión los consumidores experimentarán en julio en su recibo de la luz el incremento del IVA del 16% al 18%.

Como aspecto positivo para el consumidor, las fuentes de Industria indican que la propuesta remitida a la CNE incluye la eliminación del precio del alquiler de los contadores de energía monofásicos, lo que podría suponer un ahorro del 1,4% para los clientes que tengan estos dispositivos.

En el anexo del borrador se incluye una revisión al alza en un 2,25% de la previsión de demanda para 2010, según la cual el consumo de electricidad aumentará un 1,5% en el conjunto del ejercicio. La propuesta cifra en 13.090 millones el coste total de tarifas de acceso para 2010, lo que supone un incremento de 416 millones sobre la previsión inicial realizada en diciembre.

"sablazo". Las principales asociaciones de consumidores mostraron su total oposición a la posible subida de la luz propuesta por el Gobierno para julio porque, en un momento de crisis como el actual, esta una medida es "del todo inaceptable" para las familias, apuntó el portavoz de la confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Antonio López.

Por otro lado, Facua-Consumidores en Acción calificó de "excesivo" e "injustificado" este encarecimiento y recordó que los usuarios deberán afrontar, aparte de esta alza, la del IVA a partir de julio.

"Consideramos que es un nuevo ataque a los consumidores en la línea habitual de concesiones al sector eléctrico y a otros grandes sectores empresariales, para perjuicio de los intereses económicos de los ciudadanos y sus derechos como usuarios", indicó el portavoz de Facua.

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) consideró que la propuesta realizada por Industria supondría "un sablazo para el colectivo y que afectará directamente al consumo, en un momento en que la situación por la que atraviesan miles de autónomos en el país es límite".

En este sentido, un portavoz de la Asociación de Consumidores de Electricidad consideró que el hecho de que el Gobierno haya decidido no tocar los peajes que pagan los grandes consumidores supone "cargar todo el peso del déficit de tarifa" en las pymes y en los hogares, y opinó que lo más sensato sería congelar en julio los peajes para todos los usuarios y esperar a cómo evoluciona la economía en el segundo semestre del año para decidir sobre su subida.

  • 1