Economía

El Gobierno rebaja de forma drástica el crecimiento para este año al 1,6%

La intención del Ejecutivo es "ofrecer la visión más realista" de la actual coyuntura económica. Fue la explicación que dio el jueves el vicepresidente económico Pedro Solbes para justificar la revisión del cuadro macroeconómico aprobado por el Consejo de Ministros. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 08:35 h.

La intención del Ejecutivo es "ofrecer la visión más realista" de la actual coyuntura económica. Fue la explicación que dio el jueves el vicepresidente económico Pedro Solbes para justificar la revisión del cuadro macroeconómico aprobado por el Consejo de Ministros.

El Gobierno rebajó el jueves siete décimas la previsión de crecimiento de la economía española para este año, hasta situarla en el 1,6%, si bien el recorte más drástico -1,3 puntos- fue para la previsión de avance del PIB para 2009, que dejó en el 1%. El ministro de Economía y Hacienda volvió a descartar que se vaya a entrar en recesión, y reiteró que el crecimiento del segundo trimestre habrá sido "del 0,1% o del 0,2%".

Solbes señaló que calcula que los peores registros del PIB se producirán en la segunda parte de este año y en el primer trimestre de 2009, aunque, como mucho, con "crecimiento cero", pero sin llegar a decrecer. También insistió en que el Gobierno no cuenta ya con margen para tomar nuevas medidas discrecionales, como la rebaja fiscal de 400 euros.

Las causas de la revisión a la baja del crecimiento para este año, explicó, son sobre todo el alza del crudo -el barril de petróleo costaba 103 dólares en abril cuando se elaboró el anterior cuadro macroeconómico, frente a los más de 130 dólares actuales-, y el aumento del Euríbor -índice hipotecario de referencia-, que se situaba en el 4,59% frente al 5,36% actual.

"Sólo esos dos factores justifican la reducción de siete décimas en 2008" y de 1,3 puntos en 2009, aseveró el vicepresidente, quien concretó que dos terceras partes de la rebaja de este año se deben al encarecimiento del crudo.

A esta situación, dijo, hay que sumarle las tensiones inflacionistas "que han dificultado la respuesta de la política monetaria". Y es que los movimientos del Banco Central Europeo (BCE) han ido en la dirección de subir los tipos de interés (el precio del dinero) para contener la elevada inflación instalada en toda Europa.

Recordó que el nuevo cuadro macroeconómico será la base sobre la que se elaborarán los Presupuestos Generales del Estado para 2009, cuyos ejes serán la austeridad, la solidaridad y la mejora de la productividad.

Insistió en que la prioridad absoluta del gasto será la protección de las personas que pierdan su empleo y por eso al techo de gasto previsto se sumarán 1.500 millones de euros adicionales destinados a garantizar el pago de las prestaciones, dado que para 2008 hay remanente suficiente.

"Nos preocupan las personas que pueden perder su empleo, aunque eso suponga incurrir en un pequeño déficit", dijo Solbes, quien en cualquier caso insistió en que se aplicará la austeridad y el rigor en el resto de las partidas de gasto, cumpliendo con los compromisos de la Ley de Dependencia, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social y las pensiones. Este rigor, unido a las medidas ya tomadas para impulsar la economía "y a las que tomaremos", son "la receta para superar la crisis", subrayó.

El titular de Economía explicó que desde el pasado 25 de abril, cuando se presentó el anterior cuadro macroeconómico, la situación económica internacional se ha deteriorado "de forma notable", lo que ha hecho que el ajuste de la economía española "esté siendo más rápido e intenso de lo esperado".

"Nos enfrentamos a la situación económica más compleja de las últimas décadas", aseveró, aunque reiteró que la economía española está mejor preparada que la mayor parte de las europeas.

Tras ajustar los ingresos y los gastos previstos para el próximo año, el vicepresidente segundo calcula que en 2009 el Estado tendrá un déficit de 3.865 millones, el 0,34% del PIB, frente a la previsión anterior, de un superávit del 0,2%. Así, recordó que este déficit se ajusta a lo previsto en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que permite incurrir en un saldo negativo de hasta el 0,4% cuando el crecimiento es inferior al 2%. Insistió en que la recuperacióncomenzará en el segundo semestre de 2009, para, en 2010, volver al potencial de crecimiento, del 3%.

  • 1