Economía

El Gobierno rechaza el proyecto de la Refinería Balboa tras años de espera

El Ministerio de Medio Ambiente estima que la iniciativa, que generaría hasta 3.000 puestos de trabajo, es “inviable” .

el 29 mar 2012 / 13:58 h.

El proyecto de la Refinería Balboa se presentó públicamente en diciembre de 2004.

El Gobierno tumba el proyecto de la Refinería Balboa. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente trasladó ayer a la Junta de Extremadura su propuesta de Declaración de Impacto Ambiental (DIA) "desfavorable" a la refinería, cuyo oleoducto preveía ir desde Extremadura hasta la costa de Huelva, por su "potencial impacto sobre el entorno de Doñana". El Ejecutivo andaluz ya emitió una DIA negativa

El proyecto incluye la construcción de una refinería de petróleo, ubicada en el término municipal de Los Santos de Maimona (Badajoz), así como otras instalaciones auxiliares tales como un oleoducto de aproximadamente 200 kilómetros cuyo trazado discurre por las provincias de Huelva, Sevilla y Badajoz. Esta iniciativa ha estado liderado desde sus inicios por el Grupo Alfonso Gallardo, accionista único de El Correo de Andalucía.

En su informe, los técnicos del ministerio consideran que la iniciativa es "ambientalmente inviable" por su potencial impacto sobre el entorno del Parque de Doñana, "el más emblemático" de la red española de espacios protegidos, así como por sus afecciones al medio marino, en una zona de elevada biodiversidad como es la reserva de pesca marítima Frente de Doñana. Además, advierte de "riesgos ambientales" relacionados con los vertidos líquidos y la generación de residuos peligrosos de las instalaciones proyectadas, y considera que el proyecto, ubicado a más de 180 kilómetros de la costa, "incumple los objetivos de eficiencia energética" recogidos en la normativa europea.

Asimismo, en la propuesta trasladada al Gobierno extremeño, el ministerio señala que se ha atendido a otras razones que "desaconsejan" la iniciativa, como la afección al paisaje y al patrimonio cultural, ya que la refinería se sitúa en una parcela atravesada por la Vía de la Plata, que forma parte del Camino de Santiago.

La autorización final del proyecto corresponde al Ministerio de Industria, si bien el departamento que dirige Miguel Arias Cañete es el competente para la evaluación de impacto ambiental.

A partir de ahora, la Junta de Extremadura tendrá un plazo de 15 días para pronunciarse sobre el informe y si en ese plazo no se recibe contestación, Medio Ambiente formulará su declaración de impacto ambiental (DIA) en estos términos propuestos.

OCHO AÑOS DE ESPERA

Así el Gobierno del PP resuelve un procedimiento abierto hace casi ocho años. El proyecto de la Refinería Balboa fue presentado el 16 de diciembre de 2004 en un pleno de la Asamblea de Extremadura por el entonces presidente de la Junta, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Tras aquella presentación original y después de ir superando los trámites burocráticos correspondientes, el proyecto llevaba tres años y medio estancado en el Ministerio de Medio Ambiente, donde ha pasado por las manos de tres ministras de Rodríguez Zapatero -Cristina Narbona, Elena Espinosa y Rosa Aguilar-, quienes siempre evitaron pronunciarse de forma clara, hasta recaer finalmente la decisión en el Gobierno del PP.

La Refinería Balboa estuvo amparada hasta las últimas elecciones autonómicas por el Ejecutivo regional extremeño, no sólo política e institucionalmente, sino también financieramente, porque la sociedad pública Sofiex formaba parte del accionariado, junto a socios como Iberdrola, BBVA, Caja Madrid y Caja Extremadura. El actual presidente de la región, José Antonio Monago, quien llegó a reunirse con Alfonso Gallardo en Jerez de los Caballeros, se había mostrado favorable al proyecto, aunque siempre condicionó su apoyo a una DIA positiva. No obstante, desde el acuerdo de gobierno con IU, Monago decidió suspender la aportación de fondos públicos al proyecto.

Según el proyecto original, la Refinería Balboa generaría 3.000 puestos de trabajo y supondría unos ingresos en impuestos para la comunidad autónoma de 2.500 millones de euros al año. Su capacidad sería de 110.000 barriles diarios y se preveía una facturación anual de más de 5.000 millones de euros, a precios del barril de 50 euros. Se le estimaba capacidad para proporcionar un tercio del queroseno y una quinta parte del gasoil que España importa del extranjero.

REACCIONES

Mientras tanto, las principales organizaciones ecologistas y la Plataforma Ciudadana ‘Refinería No' celebraron el informe desfavorable del Gobierno. Así, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/Birdlife y WWF aplaudieron que Arias Cañete haya desestimado el proyecto y destacaron que la decisión hace "prevalecer el interés común por un medio ambiente sano" y porque, con ello, se "da la razón a los ecologistas" y "un revés" a los intereses "particulares y partidistas". Igualmente, el coordinador general de IU, Diego Valderas, destacó "el sentido común" del ministerio al tumbar la construcción de la refinería Balboa.

  • 1