Economía

El Gobierno recortará en un 70% la oferta pública de empleo para 2009

El Gobierno reconoció el lunes por primera vez que la economía española crecerá este año por debajo del 2%. Toca revisar a la baja los objetivos y emprender un plan de "austeridad" que el presidente del Ejecutivo concretó en un drástico recorte, de 25.000 plazas, de la oferta de empleo público para 2009.

el 15 sep 2009 / 06:50 h.

El Gobierno reconoció el lunes por primera vez que la economía española crecerá este año por debajo del 2%. Toca revisar a la baja los objetivos y emprender un plan de "austeridad" que el presidente del Ejecutivo concretó en un drástico recorte, de 25.000 plazas, de la oferta de empleo público para 2009 y la congelación salarial de los altos cargos.

Como ejemplo de los tiempos que tocan vivir, el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer un "plan de austeridad" encaminado a contener los gastos corrientes de la Administración y afrontar así las dificultades por el intenso ajuste de la economía española.

La medida correctora más destacada es el drástico recorte de la oferta pública de empleo para 2009, que se verá reducida en un 70% respecto a la de este año. Un tijeretazo de 25.130 plazas frente a las ofertadas este año.

Rodríguez Zapatero anunció durante la presentación de su segundo Informe Económico que la oferta de empleo público se reduciría "al menos" un 30% en comparación con la de 2008, sin embargo, el Ejecutivo corrigió este dato horas más tarde para precisar que se reducirán "al 30%", lo que supondrá pasar de cerca de 35.900 plazas ofertadas este año a alrededor de 10.770.

Zapatero precisó que, a pesar de esta disminución, se atenderá la dotación "imprescindible" para los servicios públicos esenciales, entre los que citó la seguridad, la justicia y la inspección de trabajo.

Fuentes de Presidencia del Gobierno precisaron ayer que no es posible saber cómo afectará este recorte a Andalucía, ya que la convocatoria se realiza en el primer trimestre del año, que es cuando se decide cómo se van a adjudicar las plazas, en función de la necesidad.

Por su parte, fuentes de la Consejería andaluza de Justicia y Administraciones Públicas señalaron que aún se está resolviendo la convocatoria de 2007, aunque dijeron que la próxima oferta -que se concretará a primeros de año- se regirá por criterios de "austeridad y sin mermar el servicio a los ciudadanos".

La oferta de empleo público para este año fue de 35.895 plazas, un 8% más que en 2007. De hecho, fue la mayor que se ha realizado nunca, según anunció al presentarla en su día la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Las otras dos iniciativas incluidas en este plan son la congelación de los salarios de los altos cargos y el bloqueo a utilizar 20 millones de euros del capítulo II de los presupuestos de la Administración General del Estado. Aunque Rodríguez Zapatero reconoció que el impacto presupuestario de esas medidas es "limitado", ya que suponen un ahorro de 250 millones de euros entre 2008 y 2009, señaló que estas iniciativas se orientan a contener los gastos corrientes de la Administración, con el objetivo de mantener el equilibrio presupuestario sin renunciar al gasto social comprometido y al gasto productivo necesario para impulsar el crecimiento.

El presidente del Ejecutivo admitió, por primera vez desde el inicio de esta fase de desaceleración, que la economía española sufrirá un revés este año y crecerá por debajo del 2%. El Gobierno se ve obligado así a revisar a la baja su previsión, que mantenía en el 2,3% para 2008, y se acerca a las posturas ya expresadas por instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) -que apuntó a una tasa del 1,8%- o a Funcas, que vaticinó un avance del 1,6% para este año.

Aun así, señaló que no se tratará de un estancamiento duradero y pronosticó que la recuperación comenzará a partir de la segundo semestre de 2009.

  • 1