Local

El Gobierno reformará el régimen disciplinario de los jueces tras la decisión del CGPJ

El Gobierno enviará al Parlamento una reforma del régimen disciplinario de los jueces para evitar más casos como el de Rafael Tirado, al que no ejecutar la sentencia que condenaba por abusos a su hija al presunto asesino de la niña Mari Luz Cortés sólo le ha supuesto una multa de 1.500 euros.

el 15 sep 2009 / 20:18 h.

TAGS:

El Gobierno enviará al Parlamento una reforma del régimen disciplinario de los jueces para evitar más casos como el de Rafael Tirado, al que no ejecutar la sentencia que condenaba por abusos a su hija al presunto asesino de la niña Mari Luz Cortés sólo le ha supuesto una multa de 1.500 euros.

Así lo ha anunciado hoy, en declaraciones a Efe, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que al saber que el Consejo General del Poder Judicial había rechazado suspender a Tirado ha dicho: "El Gobierno estudiará la reforma en profundidad del régimen disciplinario de los jueces y llevará al Parlamento una ley para evitar que hechos así puedan volver a repetirse".

Bermejo ha añadido que el Gobierno "no está en absoluto de acuerdo" con la decisión del CGPJ de mantener la multa a Tirado, "que nos parece enormemente escasa" y ha subrayado que está "plenamente de acuerdo" con los vocales que han disentido de la misma.

Además, ha apoyado la decisión de la Fiscalía de recurrir ante el Tribunal Supremo para que la conducta del juez de Sevilla sea calificada como una falta "muy grave" al estimar que se produjo "una desatención continuada en el tiempo" respecto de la ejecutoria de la sentencia y no un simple olvido puntual.

La reforma del régimen disciplinario de los jueces, que exige "reiteración" en la conducta para considerarla muy grave e imponer una sanción que no sea meramente económica, ha sido reclamada desde diversos sectores, especialmente a raíz de lo acontecido tras el llamado "caso Mari Luz".

Así, la secretaria judicial del Juzgado de Tirado, Juana Gálvez, fue castigada con dos años de suspensión de empleo y sueldo por los mismos hechos que se atribuyen al magistrado, ya que el régimen sancionador del colectivo al que pertenece es distinto y, además, la decisión depende del Ministerio de Justicia y no del CGPJ.

"El problema está en que entre la sanción de la falta grave y la de la muy grave hay un gran salto", reconocía el portavoz del anterior Consejo, Enrique López, tras la primera decisión de este órgano de multarle.

López, que admitió que el "caso Mari Luz" ponía de manifiesto "la necesidad de llevar a cabo una reforma del régimen disciplinario de los jueces y acomodar los tipos a las circunstancias", dijo que la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) debería ser reformada para incluir castigos más elevados para las faltas graves.

El nuevo CGPJ tiene entre sus proyectos estudiar una modificación de la LOPJ para que los expedientes disciplinarios a los jueces caduquen en el plazo de un año y no a los seis meses, como ocurre actualmente, circunstancia que ha llevado al Tribunal Supremo a anular numerosas sanciones impuestas a magistrados.

  • 1