Local

El Gobierno refuerza la frontera tras los asaltos de inmigrantes a Melilla

Un nuevo grupo de 40 inmigrantes de origen subsahariano intentó entrar el domingo por la noche en Melilla por el puesto fronterizo de Beni-Enzar, después de que por la madrugada lo lograran otros 70, de los cuales unos 58 fueron detenidos. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 06:50 h.

TAGS:

Un nuevo grupo de 40 inmigrantes de origen subsahariano intentó entrar el domingo por la noche en Melilla por el puesto fronterizo de Beni-Enzar, después de que por la madrugada lo lograran otros 70, de los cuales unos 58 fueron detenidos. El Gobierno ha reforzado ya la frontera para evitar las avalanchas de 2005 y 2006.

El intento de cruzar por la fuerza el paso principal entre Marruecos y la ciudad autónoma se produjo coincidiendo con el final del partido entre España-Italia, y de ese grupo 20 personas fueron arrestadas antes de llegar a la zona de aduanas y el resto logró huir, según informó la agencia de noticias marroquí MAP.

En la madrugada del domingo, 70 inmigrantes de origen subsahariano entraron por la fuerza en Melilla por ese mismo puesto fronterizo, arrollando tanto a la Policía marroquí como a la Policía Nacional española y a la Guardia Civil que custodiaban ambos lados de la frontera.

De ellos, unos 58 fueron detenidos por la Policía, que los localizó, según informaron fuentes policiales, ocultos bajo los vehículos, dentro de contenedores de basura y en los árboles. Sobre esta cuestión el Ministerio del Interior aseguró ayer que ya han sido expulsados a Marruecos 50 de los alrededor de 70 inmigrantes que entraron ilegalmente en Melilla y la Policía trabaja para localizar a otros 20.

Ese intento de entrada se diferencia de los que se han registrado en los últimos años en que los inmigrantes no saltaron la alambrada, sino que en esta ocasión entraron a la carrera y arrollaron todo lo que encontraron a su paso. La última tentativa de entrada masiva a Melilla fue en la Nochebuena de 2006, cuando decenas de inmigrantes intentaron saltar tres veces el perímetro.

Para evitar situaciones como aquellas, el Gobierno reforzó ayer todo el perímetro fronterizo que delimita Melilla y Marruecos, destinando a la vigilancia de la alambrada más patrullas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Fuentes de la Delegación del Gobierno informaron a Efe de que esta medida supone extender a toda la frontera el refuerzo que inicialmente se estableció el domingo en el puesto fronterizo de Beni-Enzar, aunque no confirmaron si se prevé que pueda haber más intentos de entradas masivas en las próximas horas.

La Policía Nacional también activó la alerta en la frontera de Ceuta con Marruecos en previsión de que se puedan producir episodios como los ocurridos el fin de semana en Melilla. No obstante, los expertos de Policía y Guardia Civil en la lucha contra la inmigración ilegal descartan que avalanchas como ésta se vayan a repetir hasta convertirse en un nuevo método para alcanzar territorio español. Las fuentes consultadas apuntan a "una relajación puntual" de las Fuerzas de Seguridad marroquíes durante el primer asalto de inmigrantes

Por su parte, las asociaciones de inmigrantes avisaron ayer que se producirán más avalanchas de subsaharianos durante los meses de verano aunque se refuercen los puestos fronterizos con Marruecos.

El presidente de la Federación de Refugiados e Inmigrantes de España (Ferine), Víctor Sáez, que ve "lógicas" las medidas del Gobierno, afirmó que las condiciones climatológicas favorecen las llegadas de cayucos y los intentos de saltar a Ceuta y Melilla. "No es que haya un plan, la gente busca mejores condiciones de vida, pero claro, si el clima lo permite, ellos lo intentan y lo seguirán haciendo", sentenció.

  • 1