El gobierno renuncia a su plan de ajuste y negocia uno nuevo

El alcalde y los sindicatos iniciarán el lunes a primera hora la elaboración de otro documento.

el 27 abr 2012 / 19:39 h.

El alcalde de Coria del Río, el socialista José Vicente Franco, que gobierna en minoría, ha decidido renunciar a su polémico plan de ajuste después de que fuese tumbado por toda la oposición -PP, PA, IU y Partido Independiente- en el pleno del pasado 30 de marzo.

Ahora, el regidor ha decido partir de cero y negociar un nuevo documento que cuente tanto con el respaldo de todos los grupos de la oposición como con los representantes de los trabajadores.

Y será con estos últimos con los que el lunes a primera hora se sentará a negociar para en un tiempo récord, quieren cerrar el acuerdo para el próximo jueves, contar con un nuevo plan de ajuste que tenga los parabienes de todos y así poderlo entregar al Gobierno central.

La decisión de sentarse para iniciar los contactos el próximo lunes se acordó en un encuentro entre miembros del equipo de gobierno y representantes de los trabajadores, según confirmaron tanto el portavoz del gobierno local, Miguel Franco, como el presidente del comité de empresa, Antonio Ruiz.

Se partirá de cero, pero, según el presidente del comité de empresa, el nuevo documento buscará una buena salida para los trabajadores y para que se sigan prestando los servicios públicos en la localidad. Ruiz afirmó estar satisfecho con el talante que muestra ahora el alcalde.

Por su parte, Franco se limitó a decir que se negociará un nuevo plan y evitó a pronunciarse sobre el encuentro de ayer para "no enturbiar el diálogo".

Por la mañana, el equipo de gobierno también mantuvo otro encuentro con los grupos de la oposición para anunciarles la elaboración de este nuevo texto, "para que cuente con el apoyo de todos, pero no se nos avanzó nada de qué recortes se incluirán", explicó el portavoz de IU, Domingo González.

El edil de IU manifestó que el gobierno ayer dio muestras de tener buena voluntad para ahora sacar adelante un plan de ajuste para el Ayuntamiento, "pero todo fue sin papeles", por lo que insistió que por ahora no hay ninguna novedad.

El Ayuntamiento de Coria del Río cuenta con un total de 145 trabajadores, 102 del propio Consistorio, 28 del Patronato de Bienestar Social y otros 15 del Patronato de Educación Física y Deportes que en opinión de la oposición y de los sindicatos eran los que más iban a sufrir con el plan de ajuste que se tumbó en marzo. En este documento, el equipo de gobierno planteaba bajar los sueldos en un 40% a los empleados municipales. Entonces, el alcalde advirtió de que el haber echado para atrás su documento supondría que en junio el gobierno central podría retener la participación en los ingresos del Estado, lo que supondría "un colapso del municipio".

Para evitar esta situación límite el equipo de gobierno ha optado por dar marcha atrás y redactar un nuevo documento que permita sanear las maltrechas arcas municipales. Y es que este Ayuntamiento tiene una deuda de diez millones con los proveedores, 13 con la Seguridad Social y tres con Hacienda. A estos números hay que añadir que la liquidación de 2011 arrojó un déficit de cuatro millones de euros.

  • 1