Local

El Gobierno repatría al sirio Ghalyoun tras la absolución del TS por el 11-M

El sirio Basel Ghalyoun, relacionado con los atentados del 11-M y absuelto por el Tribunal Supremo, ha sido repatriado pese a los intentos de su abogado por anular el auto de expulsión. Tenía trabajo y papeles cuando fue detenido, pero la imposibilidad de renovarlos mientras estaba en la cárcel le convirtió en un ilegal en España. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 08:28 h.

TAGS:

El sirio Basel Ghalyoun, relacionado con los atentados del 11-M y absuelto por el Tribunal Supremo, ha sido repatriado pese a los intentos de su abogado por anular el auto de expulsión. Tenía trabajo y papeles cuando fue detenido, pero la imposibilidad de renovarlos mientras estaba en la cárcel le convirtió en un ilegal en España.

El sirio Basel Ghalyoun, absuelto por el Tribunal Supremo junto a otros tres condenados por la Audiencia Nacional en relación a los atentados del 11-M, fue expulsado ayer por la mañana con dirección a Damasco, la capital de Siria, debido a su situación ilegal en España, confirmaron fuentes policiales.

Ghalyoun permanecía retenido en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) desde su puesta en libertad el pasado jueves.

El sirio abandonó España en un vuelo regular compartido por las compañías Iberia y Syriam Arab Air Lines con destino Damasco que salió del aeropuerto de Barajas pasadas las 10.30 horas de ayer. En el avión, viajaban policías españoles que le custodiaron hasta su llegada a Siria.

Así, la expulsión se ha llevado finalmente a cabo a pesar de los esfuerzos para evitarla de su abogado defensor, José Luis Abascal, que recurrió el auto de expulsión dictado contra su defendido y solicitó posteriormente el asilo en España.

El recurso de Abascal se basaba en que Ghalyoun había obtenido la residencia en España y disponía de trabajo legal en el momento de su detención, el 24 de marzo de 2004 en Ugena (Toledo). El abogado indicó que su cliente no pudo renovar los papeles en el momento oportuno debido a que se encontraba en prisión.

De hecho, Abascal ha denunciado la situación de su defendido ante la Audiencia Nacional y el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, entre otras instituciones, ya que considera que la orden de expulsión inicial se tramitó por un delito de terrorismo del que finalmente el Tribunal Supremo ha absuelto a su cliente. El abogado ha asegurado que cuenta con el respaldo de Amnistía Internacional, que instó el viernes al Gobierno a que reconsiderase la orden de expulsión que pesaba sobre el ciudadano sirio al considerar que "existe un riesgo importante de que Ghalyoun sea torturado y maltratado" en su país.

El Tribunal Supremo basó su absolución en que las pruebas disponibles en su contra "no permiten establecer ninguna otra actividad más allá de algunos contactos" con personas relacionadas con el grupo terrorista de Leganés y que residían en el local de la calle Virgen del Coro de Madrid, donde según los hechos probados se celebraban reuniones de tipo yihadista. La Audiencia Nacional lo condenó a 12 años de prisión por pertenencia a banda armada.

Pruebas generales. La sentencia explica que no se ha podido demostrar en su caso "ninguna acción concreta que pueda relacionarse con las actividades de la célula terrorista". Es más, asegura que la atribución de pruebas en su contra por parte de la Audiencia Nacional es en su caso "excesivamente genérica y superficial".

En cuanto a la localización en los escombros de la vivienda de Leganés (Madrid), donde se suicidaron siete miembros de la célula, de un gorro con el ADN de Ghalyoun, el alto tribunal indica que no es posible descartar que esta prenda fuera llevada allí por otras personas. Los cinco magistrados de la Sala de lo Penal hacen también referencia a la aparición de una nota manuscrita en la que se dice que hay que matar "a los incrédulos, los enemigos de Dios y los hipócritas". Lo que, en su opinión, sólo refleja "una lamentable forma de pensar".

  • 1