Local

El Gobierno revoca las licencias de venta de armas a Libia y dice que la exportación a la región es mínima

ICV reclama al Ejecutivo que rompa con los países no democráticos y que no haga giras "que sirven para legitimar a regímenes corruptos".

el 09 mar 2011 / 10:26 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado este miércoles que el Ejecutivo decidió ayer martes revocar las dos licencias de exportación de material de defensa a Libia, licencias que estaban suspendidas cautelarmente desde el 22 de febrero.

Zapatero ha hecho este anuncio en el pleno de control al Gobierno en el Congreso, después de que la diputada de ICV, Nuria Buenaventura, le haya acusado de no cumplir la ley española e instado a poner fin a la venta de armas a países que vulneran los Derechos Humanos.

En su intervención, Buenaventura ha mostrado en el Hemiciclo una foto de Zapatero junto al líder libio, Muamar Gadafi, del 29 de noviembre -según han precisado fuentes de ICV-, cuando ambos mantuvieron un encuentro bilateral antes del a Cumbre UE-África que se celebró en Trípoli. "No más relaciones con estos personajes, señor presidente", le ha espetado la diputada.

Buenaventura ha exigido al Gobierno un "firme apoyo a la lucha del pueblo libio" y que "se establezcan relaciones directas con el consejo provisional". A su juicio, el Ejecutivo debe "romper definitivamente las relaciones con los países no democráticos" y no organizar más giras "que sirven para legitimar regímenes corruptos y antidemocráticos, países donde aún existe la esclavitud". "Que los negocios no sirvan de excusa para taparse los ojos", ha remachado.

En su respuesta, el jefe del Ejecutivo había defendido que todas las exportaciones de material de defensa y doble uso a "países considerados sensibles" se analizan "caso por caso" con criterios internacionalmente reconocidos" y que, "ante cualquier cambio" en estos países "se toman medidas".

En este punto, ha anunciado que el Gobierno revocó ayer las dos licencias de exportación a Libia que estaban vigentes y ha recordado que ambas estaban suspendidas cautelarmente desde el 22 de febrero, "cuatro días antes de que el Consejo (de Seguridad) de la ONU aprobase sus medidas y seis días antes de que lo hiciera la UE", ha puntualizado.

Y además, ha subrayado que el comercio de armas con Libia supuso sólo el 0,5 por ciento del total autorizado en el primer trimestre de 2010 y que las exportaciones a toda la región (Oriente Medio y Norte de África) fue sólo el 1,2 por ciento.

Por eso, ha hecho hincapié en que la relación de España con esos países no se basa en el comercio de armas, sino en "vínculos mucho más profundos" y, sobre todo, en la cooperación al desarrollo, donde España "destaca" y fue, en 2009, el segundo país del mundo en ayuda oficial a la zona, con 580 millones de euros. "Ahí es donde tenemos un liderazgo muy acreditado, por el impulso y la voluntad política de este Gobierno y de esta Cámara", ha defendido.

No obstante, Buenaventura le ha advertido de que, "con el tanto por ciento que sea", España ha vendido armas a Argelia, Egipto, Marruecos, Túnez y Libia, "países donde se han violado sistemáticamente los derechos humanos, donde la democracia no existe, donde impera la corrupción de sus mandatarios, donde las armas españolas han servido y están sirviendo para reprimir las justas reivindicaciones de sus pueblos".

"Armas que en estos mismos momentos sirven para que el amigo de algunos, Gadafi, bombardee a su pueblo y que están produciendo una atástrofe humanitaria en las fronteras de Libia con más de 160.000 refugiados huyendo de la violencia", ha remachado.

ICV: EL GOBIERNO VIOLA SU PROPIA LEY

Por eso, la diputada ecosocialista ha advertido a Zapatero de que el Gobierno está incumpliendo la ley que su Gobierno aprobó en 2007, porque el artículo 8 deja claro que no se autorizará la venta de armas "si pueden ser utilizadas de manera contraria al respeto debido y la dignidad inherente al ser humano, con fines de represión interna o en situaciones de violación de los derechos humanos".

Así, Buenaventura ha reclamado que no se vendan más armas "a países violadores de derechos humanos y que España "impulse en la comunidad internacional políticas activas de repulsa a estos sistemas antidemocráticos".

  • 1