Economía

El Gobierno se echa atrás y no demandará a Alemania por culpar al pepino

"Hay que mirar adelante", señala López Garrido, que tampoco requerirá una disculpa pública.

el 09 jun 2011 / 14:00 h.

Ni demandas, ni siquiera disculpas. El Gobierno español, en boca del secretario de Estado para Asuntos Europeos , Diego López Garrido, suavizó ayer su discurso y anunció que no se emprenderán acciones legales contra Alemania, que lanzó sin pruebas una dura acusación contra los pepinos españoles , al considerar "muy positiva" la actitud de las autoridades germanas hacia las hortalizas españolas.

Y ello, pese a que él mismo en una reciente visita a Sevilla indicara que el Ejecutivo estaba estudiando todas las vías jurídicas para reclamar responsabilidades y el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, se pronunciara en ese mismo sentido.

Ante este giro, López Garrido ciñó esa posibilidad al ámbito de las entidades privadas y ni siquiera solicitará una declaración de disculpa. "Debemos mirar hacia adelante", aseguró en Berlín López Garrido, quien abundó en que "yo nunca escuché que el Gobierno español estuviese formulando una demanda de Estado contra Estado".

El vicesecretario de Comunicación del PP , Esteban González Pons, aseguró a Onda Cero que el Gobierno ha descartado demandar a Alemania porque teme que la canciller, Angela Merkel, "se enfade" y fuerce elecciones anticipadas en España.

Y desde el propio PSOE, el portavoz de Agricultura en el Congreso, Alejandro Alonso, consideró que deben ser los productores hortofrutícolas afectados los que emprendan acciones legales contra las autoridades de este país, al tiempo que precisó que el Gobierno español les prestará "apoyo" y asesoría en sus demandas.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino , Rosa Aguilar, afirmó que "todos" los agricultores españoles recibirán compensaciones "cuanto antes" y pidió al Gobierno alemán que tenga la "responsabilidad" que no tuvieron al acusar "indebidamente" a los pepinos españoles del origen de la bacteria E.coli.

Aguilar indicó a Canal Sur que el dinero debe estar en España "de inmediato" e instó a "ganar tiempo al tiempo" para que los agricultores reciban las ayudas "cuanto antes" a través de dos fórmulas, las organizaciones de productores, y el organismo pagador del Ministerio para los independientes.

Aguilar apuntó que Alemania debe respaldar los productos españoles en el mercado alemán y España debe recibir un lugar preferencial en las ferias del sector para restaurar la confianza de los consumidores. "Se deben de implicar, lo deben a España y deben responder con la responsabilidad que no tuvieron cuando acusaron indebidamente a los pepinos españoles".

Aguilar tildó la propuesta de Bruselas de dar 210 millones en ayudas para los agricultores europeos por los daños en el sector hortofrutícola de "insuficiente" y "ni mucho menos cubre el daño que se ha causado en los agricultores españoles y, fundamentalmente, andaluces, en la zona de Almería y Málaga". Si bien, sí precisó que cubriría casi al 100% los daños en el pepino. La ministra explicó que el comisario ha dejado "la puerta abierta" a sumar "más dinero" porque "sabe que no es bastante".

El presidente de Asaja Almería, Francisco Vargas , trasladó a Aguilar que las ayudas se repartan por países y se amplíen a los productores de sandía, melón, patata y berenjena, que iniciaban su campaña y que han sufrido una caída de precios.

La Federación Española de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) ve escasas las ayudas, por lo que volvió a pedir al Gobierno que demande a Bruselas ante el Tribunal de Justicia de la UE "por no asumir el 100% del daño ocasionado", mientras que las cooperativas tacharon de "provocación" la cuantía de las ayudas europeas.

  • 1