Local

El Gobierno suaviza el ultimátum sobre Fertiberia para que deje de contaminar

Un día después de que Fertiberia hiciera público el requerimiento de Costas para el cese "inmediato" de sus vertidos, el Gobierno no deslizó ningún ultimátum a la empresa sino que abogó por que "mantenga" la actividad industrial haciéndola "compatible con el medioambiente".

el 15 sep 2009 / 22:46 h.

TAGS:

M.R.R.

Un día después de que Fertiberia hiciera público el requerimiento de Costas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, para el cese "inmediato" de sus vertidos, el Gobierno no deslizó ningún ultimátum a la empresa sino que abogó por que "mantenga" la actividad industrial haciéndola "compatible con el medioambiente".

"Desde el Ministerio [de Medio Ambiente] le pedimos a la empresa que haga un esfuerzo por cuidar la zona donde está ubicada. El Gobierno y la Junta sí queremos que mantenga la actividad pero compatible con el respeto al medioambiente", aseguró la ministra Elena Espinosa, quien, respecto a la orden dada por su departamento sobre el "cese inmediato" de los vertidos a Fertiberia, se limitó a colocar la pelota en el tejado de la Junta: "Hay que ser prudentes sobre esto porque en los próximos días la consejera de Medio Ambiente va a mantener una reunión con la empresa". Y esto a pesar de que en noviembre de 2003 el ministerio declaró que la concesión a la firma había caducado, extremo que ratificó el año pasado una sentencia de la Audiencia Nacional.

Pero, ¿qué va a proponer la Junta a la compañía? La consejera Cinta Castillo explicó a este periódico que abogará "no por el cierre paulatino de la empresa sino por el cese paulatino de los vertidos". La consejera aclaró también que instarán a Fertiberia a que acometa "una reforma tecnológica que le permita seguir manteniendo su actividad industrial y cesar los vertidos".

Esto coincide con la opinión vertida por Espinosa: "Hay que seguir trabajando con la empresa para que se pueda permitir esa dualidad [actividad industrial y fin de los vertidos] porque creemos que es posible. El Gobierno y la Junta trabajan juntos en esta dirección", añadió.

Esta postura suaviza el contenido del requerimiento emitido a la empresa por la Dirección General de Costas, que incluso le da a Fertiberia un plazo máximo de dos meses para que presente un plan de recuperación de las marismas donde vierte sus residuos. La compañía acumula ya 70 millones de toneladas de fosfoyesos en la marisma del río Tinto, junto a Huelva capital.

El Gobierno español concedió en 1967 y 1968 dos permisos a Fertiberia para ocupar 720 hectáreas en la margen derecha del Río Tinto, aunque el noviembre de 2003, Medio Ambiente declaró que la concesión había caducado por incumplir las condiciones, ya que en vez de apilar los tres metros de residuos que le permitía la concesión, la empresa acumulaba más de 20.

Permisos de hace 40 años. El Gobierno de la Nación concedió en 1967 y 1968 dos permisos a Fertiberia para ocupar 720 hectáreas en la margen derecha del Río Tinto, aunque el noviembre de 2003, Medio Ambiente declaró que la concesión había caducado por incumplir las condiciones, puesto que en vez de apilar los tres metros de residuos que le permitía la concesión, la empresa acumulaba más de 20.

La empresa se ha consolidado como el primer productor de la UE y de todo el arco mediterráneo del fertilizantes, con 8.625.000 toneladas anuales. El 75% del sector de fertilizantes español. En la planta trabajan 370 operarios. Esta cifra fue la que llevó ayer al vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, a apostó por "una solución ordenada" ("escalonada", dijo el sábado el consejero de Economía, José Antonio Griñán) para "cumplir la sentencia respecto a los vertidos de la empresa", pero, añadió, desde la "defensa de los puestos de trabajo".

CCOO advirtió también de que es "partidario del empleo y de la continuidad de la factoría" aunque no con un cheque en blanco sino exigiéndole a la firma "inversiones" para que sea sostenible.

  • 1