martes, 26 marzo 2019
17:04
, última actualización
Local

El Gobierno suprime 32 altos cargos y 29 empresas públicas para ahorrar

El Gobierno, que economizaría 16 millones al año, admite que la cifra no es elevada.

el 30 abr 2010 / 13:46 h.

TAGS:

El Gobierno decidió ayer acabar con 29 de las 106 empresas públicas, lo que conllevará una reducción de 80 directivos y 450 consejeros, y eliminó 32 altos cargos de los distintos ministerios -casi un 10% de los 343 existentes-, con la intención de ahorrar 16 millones de euros al año.

El compromiso de reducir las estructuras del Estado para ayudar a que baje el déficit hasta el 3% en 2013 se ha traducido finalmente en un ahorro que el Ejecutivo reconoce que no es elevado, pero con el que espera ganar en eficiencia. El plan de austeridad anunciado por el Gobierno prevé recortar 50.000 millones de euros en tres años.

El Consejo de Ministros aprobó ayer los dos reales decretos y dos acuerdos que materializan estos cambios, tras los cuales los altos cargos del Ejecutivo serán 311 -la oposición exige una reducción del 25%- y 77 las empresas públicas con participación mayoritaria del Estado.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, enmarcó el plan en las medidas de "austeridad y eficacia" diseñadas por un Gobierno que, dijo, actúa "con rigor, decisión y responsabilidad". Con los recortes, añadió, habrá "más trabajo con menos recursos humanos".

Por su parte, la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, admitió que los 16 millones del ahorro directo no son "la variable más importante", y sí el objetivo de mejorar la eficiencia y la eficacia de la Administración y sus empresas. Recordó en este sentido que seguirá habiendo más de 100.000 trabajadores en empresas públicas, aunque ahora se ubiquen en distintas sociedades.

La reestructuración empresarial consiste en la desaparición de 14 sociedades mercantiles (13 adscritas a la SEPI y una al Ministerio de Vivienda) y la fusión de otras 24 (17 en Patrimonio, 5 en la SEPI y 2 en Fomento) que pasarán a ser nueve; lo que supone en total 29 empresas menos y una reducción del 27% en las empresas con participación del Estado.

Todo esto supondrá la eliminación de 40 directivos y 150 consejeros en las empresas públicas, así como de otros 40 directivos y 300 consejeros en las entidades públicas empresariales. Mientras, los 32 altos cargos del Gobierno que desaparecen son ocho directores generales, un secretario general y responsables de catorce organismos autónomos con rango de director general.

De los 16 millones que se van a amortizar, sólo cuatro corresponden a este recorte de altos cargos, una cifra que el Gobierno también reconoce que es limitada pero a la que otorga un alto valor simbólico. La mayoría de los altos cargos que vayan siendo destituidos se mantendrán en cualquier caso en la Administración porque son funcionarios.
La progresiva eliminación de los cargos de la Administración empezará en las próximas semanas y se acometerá en los próximos tres meses, y no va a afectar ni al Ministerio de Exteriores ni al conjunto de las Secretarías de Estado hasta que no acabe el semestre de la Presidencia Española de la Unión Europea.

El plan de racionalización ha llegado al Consejo con varias semanas de retraso por la complicada negociación con los ministerios afectados, pero De la Vega quiso ayer agradecer a todos el esfuerzo y el sacrificio realizado. "Resistencia, ninguna, colaboración, toda", apuntó.

no más recortes. El Gobierno busca también cumplir con el compromiso de reducir un 4% los gastos de personal de la Administración, aunque admite que el principal ahorro de este capítulo se conseguirá gracias a la disminución de la oferta pública de empleo, que será de un 87% este año. Salgado aseguró que estos recortes no prevén otras reducciones de personal en el seno de la Administración" independientemente de las rebajas de la deuda de las agencias y agradeció la colaboración de los ministerios a la hora de minorar el gasto.

La vicepresidenta económica del Gobierno indicó también que el Ejecutivo no va a "forzar" a comunidades autónomas y ayuntamientos a llevar a cabo recortes parecidos, ya que ellos supondría "inmiscuirse" en sus competencias.


  • 1