lunes, 18 febrero 2019
17:22
, última actualización
Local

El Gobierno vigilará la objeción de conciencia contra el aborto

La Consejería de Salud reitera a los médicos que el registro andaluz de objetores no es válido y responde a un "posicionamiento político" contra la ley.

el 19 jul 2010 / 21:24 h.

TAGS:

La ministra de Igualdad en Torres (Jaén) junto a Baltasar Garzón.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, señaló ayer que lo "importante" es que la objeción de conciencia de los médicos respecto al aborto "no vaya en detrimento del derecho de las mujeres" a interrumpir el embarazo. Bibiana Aído, que presidió la inauguración de los cursos de verano de la Universidad de Jaén, en Torres, aseguró que la nueva ley del aborto "recoge perfectamente la objeción de conciencia como un derecho".

La ministra respondía así al ser preguntada por los periodistas sobre la aprobación por parte del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos de la creación del Registro Andaluz de Médicos Objetores de Conciencia por el que se garantiza la cláusula de conciencia a los profesionales en razón de que la práctica sanitaria afecte a sus convicciones o creencias.

Para la ministra, "lo importante es que se regule de manera que el derecho a la objeción de conciencia de los médicos no vaya en detrimento del derecho de las mujeres a acceder a la prestación del aborto".

El Colegio Andaluz de Médicos anunció la pasada semana, apenas diez días después de que entrase en vigor la norma nacional, que abrirá el registro a todos los médicos con independencia de su especialidad, incluidos los que no tengan relación con la práctica del aborto en el momento de su inscripción. Un gesto que supone un reto a la ley y que la Junta interpretó como un posicionamiento político.

Con la creación de ese registro, el colegio profesional dijo querer garantizar la cláusula de conciencia a todos los profesionales de la Medicina que rechacen cualquier práctica que vaya en contra de sus convicciones o creencias religiosas. Andalucía se convierte en la primera comunidad que contará con un registro de este tipo. Además, el Colegio Andaluz de Médicos pondrá a disposición de 32.000 facultativos un equipo jurídico especializado en objeción de conciencia.

La Consejería de Salud de la Junta reiteró ayer su advertencia al Consejo de Colegios Médicos de Andalucía de que el registro de objetores "no tiene validez". El secretario general de Calidad y Modernización de la Consejería de Salud, José Luis Rocha, transmitió al presidente del órgano colegial, Juan José Sánchez Luque, la inoperancia de esta medida y la confusión que se está generando en los profesionales que se han inscrito pensando que estaba haciéndolo en una herramienta oficial.

Salud insistió en explicar que la Ley de Salud Sexual y Reproductiva recoge perfectamente y delimita aquella situación en la que cabe que un profesional haga uso de la objeción de conciencia y que se circunscribe a aquellos profesionales que participan directamente en la realización de una interrupción voluntaria del embarazo. Únicamente estos profesionales y en estas situaciones pueden hacer uso de la objeción de conciencia. Así la llamada, por ejemplo, a los médicos de atención primaria para que se sumen al registro no tendría ningún sentido, avisa la Junta.

Salud recordó que, tal y como se realiza esta prestación en la comunidad autónoma andaluza, no cabe ningún tipo de objeción de conciencia por parte de los profesionales que trabajan en el sistema sanitario público, puesto que las interrupciones voluntarias del embarazo no se realizan en centros públicos, sino que son derivadas a centros concertados que específicamente ofrecen este servicio. Esta iniciativa, subrayó la Junta, "obedece más a un posicionamiento ideológico y político contra la ley" del aborto.

  • 1