sábado, 20 abril 2019
18:42
, última actualización
Local

El Gobierno ya calcula la inversión que debe a Andalucía

Ambas administraciones celebrarán la Comisión Bilateral a final de la próxima semana.

el 09 sep 2011 / 19:41 h.

TAGS:

Con el conflicto por el impuesto sobre la banca resuelto, la Comisión Bilateral Junta-Estado tiene aún otras discrepancias que resolver. Como ya anunciaron el presidente andaluz, José Antonio Griñán, y el vicepresidente del Gobierno, Manuel Chaves, durante la reunión preparatoria de esta Bilateral, celebrada en Madrid el 24 de agosto, ambas administraciones se verán de nuevo las caras a final de la próxima semana. Griñán anunció en Madrid que pondría sobre la mesa la reivindicación de un déficit en inversiones estatales en la comunidad que, posteriormente cifró, en unos 500 millones correspondientes a la liquidación del Presupuesto de 2008, aunque queda por calcular el de 2009, los dos cerrados.

 

El Estatuto andaluz prevé, que hasta 2014, el Estado destine a Andalucía el 17,8% de sus inversiones, en función de su peso poblacional. Según Griñán, año tras año los Presupuestos estatales consignan una cantidad que cumple ese porcentaje, pero hay desviaciones en la inversión que finalmente se ejecuta. Aunque al día siguiente de la reunión en Madrid el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, dudó de que existiera tal desviación, ayer admitió que ambas administraciones ya están evaluando "la cantidad que habrá que reconocer para su pago a la comunidad" y que "se le entregará en concepto de deuda". Zarrías anunció que se seguirá un criterio "idéntico" al usado en la liquidación de Cataluña, donde se fijó en 759 millones.

Déficit. Mientras, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, insistió ayer en que pese a que Andalucía acumula ya un déficit del 1,49%, desviándose del 1,3% fijado como límite para final de año, confía en cumplir con ese tope, ya que, como reconoció la propia ministra de Economía, Elena Salgado, en el segundo semestre la comunidad debe recibir importantes ingresos de fondos estatales y europeos.

  • 1