Deportes

El gol en Liga no aparece y el Sevilla cede terreno dejándose dos puntos en casa

Los nervionenses, que lo intentaron de todas las formas posibles, suman ante el Espanyol su segundo partido consecutivo sin ganar en el campeonato.

el 24 oct 2009 / 23:38 h.

Ficha técnica.

El gol en Liga ha desaparecido de buenas a primeras y, con él, las victorias, justo cuando Barcelona y Real Madrid mostraban fisuras en su trayectoria cuyo alcance aún está por ver. Lo cierto, en cualquier caso, es que el Sevilla no ha sabido aprovecharlas hasta el momento. Hace una semana perdió ante el Dépor y ahora no ha pasado del empate frente al Espanyol, equipos de potencial teóricamente inferior pero que le han impedido sumar cinco puntos en dos jornadas. Si el conjunto de Manolo Jiménez quiere ser un firme aspirante al título, su temporada debe ser casi perfecta y, además, verse favorecido por el mal año de los dos grandes favoritos. Pero lo cierto es que mientras en la Champions se luce, en Liga cede terreno contra pronóstico. El gol ha desaparecido, y ayer hasta Chevantón, resucitado por Manolo Jiménez, lo buscó.

Sin Kanouté ni Luis Fabiano, ausentes por problemas físicos, el Sevilla intentó acabar con el Espanyol por la vía rápida. Para ello, imprimió un ritmo frenético al partido de principio a fin. Sólo Javi Varas, despejando con el pie un disparo de Luis García, y Kameni, sacando primero un balón envenado de Jesús Navas y, poco después, volando para evitar que Perotti le batiese de falta, impidieron que el marcador se moviese cuando más de uno aún se acaba de sentar en la butaca. Pero no quedó ahí la cosa. David García y Escudé cortaron con la mano dentro del área sendos balones de Navas y Nakamura que Turienzo Álvarez dejó sin castigar con penalti. Daba la sensación de que el gol llegaría en cualquier momento, en cualquiera de las dos porterías. Puro espejismo.

El Sevilla, con Negredo y Renato por detrás del madrileño, llevó siempre el peso del partido. Jesús Navas y Perotti fueron una auténtica pesadilla para el el Espanyol, encomendado al contragolpe y a los pases a la espalda de los centrales para tratar de dar la sorpresa. Creó peligro, pero nunca tanto como el equipo de Jiménez, en el que de nuevo sus hombres de banda se erigieron en dos de sus principales argumentos. Cuando no era Navas, era Perotti, y viceversa. Sólo faltaba que Negredo o Renato cazaran la pelota en el momento justo. Pero nunca lo consiguieron.

El ritmo decayó mediada la primera parte. El Sevilla continuó martilleando el área visitante sin lograr perforar la portería. Lo intentó de todas las formas posibles: desde lejos, desde cerca, buscando el remate de cabeza... No había manera. El equipo de Mauricio Pochettino se defendió con uñas y dientes, sobre todo por el centro, y mantuvo el partido abierto también la segunda parte. Fue entonces cuando Jiménez decidió sacar a Diego Capel por Duscher, retrasar a Renato y situar a Perotti de media punta, por detrás de Negredo. Instantes después, Pareja, que ya había visto una cartulina, se fue a la calle por dar un patadón a Capel (59'). Infantil su acción y clave para que, definitivamente, el Sevilla se hiciese con el dominio del encuentro e iniciara su asedio.

KONÉ, CHEVANTÓN... El Espanyol sólo pudo frenar al equipo de Jiménez a base de faltas. Turienzo no supo castigar el juego duro y el partido se hizo brusco por momentos. El gol seguía sin llegar, pese a que Iván Alonso, Konko, Escudé y, sobre todo, Capel -perdonó un mano a mano con Kameni- lo tuvieron a tiro. Como Callejón, Koné y el defenestrado Chevantón, que de repente resucitó para el técnico, dejando claro que aquí todo es posible y que es mejor no dar nada por seguro. No sirvió para nada. El gol en Liga ha desaparecido.

0 - SEVILLA FC: Javi Varas, Konko, Squillaci, Escudé (Chevantón, minuto 78), Fernando Navarro, Jesús Navas, Duscher (Diego Capel, 58), Zokora, Diego Perotti (Koné, 70), Renato y Negredo.

0 - RCD ESPANYOL: Kameni, Pillud, Pareja, Forlín, David García, Moisés, Verdú (Roncaglia, 62), Luis García, Nakamura (Iván de la Peña, 51), Callejón e Iván Alonso (Ben Sahar, 80).

Árbitro: Turienzo Álvarez, castellano-leones. Expulsó por doble amarilla a Pareja. Mostró amarillas aDavid García, Escudé, Iván de la Peña, Squillaci, Pillud, Kameni y Luis García.

Escenario: Partido correspondiente a la octava jornada de Liga en Primera División. 40.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán.

 


 

  • 1