El gordo cae en una venta

El Paisano, en Las Cabezas, entrega una cesta de Navidad que incluye vehículos, un viaje a Nueva York y carros de la compra hasta 250.000 euros

el 25 ene 2014 / 23:00 h.

Para que te toque un premio gordo en Navidad no se necesitan 20 euros para un décimo de la Lotería Nacional; basta con los tres euritos que cuesta una de las 100.000 papeletas que el asador El Paisano empieza a vender cada 16 de julio y que, mucho antes de Nochebuena, están agotadas. Hace unos días lo comprobó Carmen Rodríguez, una señora de Las Cabezas de San Juan que compró una este verano, un día de comida familiar en el que pararon en la venta. Carmen Rodríguez, la agraciada, y el propietario de la venta El Paisano, Luis Cadena, con una pequeña parte de su cesta. / Á.R. Carmen Rodríguez, la agraciada, y el propietario de la venta El Paisano, Luis Cadena, con una pequeña parte de su cesta. / Á.R. Fue uno de sus siete hijos quien, el pasado 5 de enero, comprobó que el número de la ONCE coincidía aquella noche de Reyes con el que su madre había comprado en El Paisano medio año atrás: el 52.414. También sus hermanos, la mayoría en el paro, chisporroteaban de entusiasmo cuando conocieron la noticia, mientras la madre no encontraba el boleto. Menos mal que apareció, arrugado pero entero, entre la ropa guardada de la temporada estival. “Nos llevamos un pequeño sustillo”, decía Carmen hace unos días, mientras recogía parte de la cesta de manos del dueño del famoso asador, Luis Cadena. “Me ha alegrado mucho, sobre todo por las circunstancias que atraviesan mis hijos por la crisis”, añadió. “Normalmente, el premio se lo lleva una sola persona”, ha aclarado Cadena, “pero en esta ocasión ha estado muy repartido”. Lo de recoger la cesta es un decir, porque es complicado llevarse directamente una autocaravana de seis plazas, una motocicleta BMW 1.200, un coche Smart o los alimentos que caben en una docena de carros de la compra, por no señalar dónde cabe la alegría de un viaje a Nueva York de siete días para dos personas, con su juego de maletas incluido, y un larguísimo etcétera de productos tan peregrinos como exagerados que oscilan entre siete bicicletas o un futbolín hasta dos consolas de videojuegos, tres televisores o una caja fuerte electrónica. Todo eso por tres euros. La acertante fue este año una cabecense, y por lo tanto casi vecina de la célebra venta del cruce que también lleva el nombre del pueblo, pero entre las decenas de miles de compradores de boletos los había de todos los rincones del mundo. “De aquí se han llevado papeletas personas de Australia y de América...”, asegura el sevillano Cadena, orgulloso de que su establecimiento haya vuelto –hace ahora 11 años– a manos de “la familia” después de una larga época en alquiler. No es extraño en una venta por la que pasan, según su gerente, “una media de casi mil personas al día”. La de este año es la tercera cesta descomunal que rifa El Paisano, aunque la familia Cadena lleva siete organizándola. “Empezamos con cestas más modestas”, explica Luis, “valoradas sólo en 20.000  o 30.000 euros, pero luego se fueron añadiendo productos, a la vez que boletos, y fíjate dónde hemos llegado”. El negocio es sencillo: 100.000 papeletas, a tres euros; las mismas que sortea cada día la ONCE. La multiplicación arroja una cifra de 300.000 euros. Y el premio está valorado en 250.000. “Pero nuestro negocio no es la cesta”, explica Cadena, y añade: “La cesta es sólo un atractivo, porque nuestro negocio son los cafés y las tostadas, las comidas y los asados”. “Lo que nos satisface es que la gente pare aquí, y nuestro lema es que si Mahoma no va a la montaña... ya sabe”. No obstante, el próximo 16 de julio empezarán a venderse las papeletas para la rifa de la cesta del día de Reyes de 2015. Esta vez costarán cuatro euros y el premio aumentará en 100.000. El Paisano se ha propuesto desbancar a Papá Noel, a los Reyes Magos, al Gordo de la Lotería... pero con premios en especie.

  • 1