Economía

El gran arranque del diálogo social se queda sólo en humo

Respuestas. Esto es lo que pide la sociedad española ante la desaceleración y el aumento del paro. Hace sólo dos días, el nuevo ministro de Trabajo vendía el diálogo social como una de las soluciones al problema. Ayer, tras reunirse con sindicatos y empresarios, ni siquiera habló del asunto. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 04:25 h.

Respuestas. Esto es lo que pide la sociedad española ante la desaceleración y el aumento del paro, que la ha sumido en la incertidumbre. Hace sólo dos días, el nuevo ministro de Trabajo vendía el diálogo social como una de las soluciones al problema. Ayer, tras reunirse con sindicatos y empresarios, ni siquiera habló del asunto.

En humo. Así quedó el primer contacto para el diálogo social publicitado por el Gobierno como una de las medidas que vienen a contrarrestar la situación de desaceleración actual. Se trata, según el Ejecutivo, de un instrumento clave para poner en marcha herramientas que den soluciones reales a los temas que preocupan al ciudadano, entre ellos, la pérdida de poder adquisitivo, el paro o cómo hacer frente a la subida de la hipoteca.

Sin embargo ayer miércoles, tras reunirse con los implicados (sindicatos y patronal), el nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ni siquiera habló del primer contacto. En su lugar, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, aseguró que el Gobierno será el encargado de marcar "la agenda, el calendario, el ritmo y el contenido" del diálogo social con los sindicatos y la patronal durante la presente legislatura.

En una rueda de prensa en la que sólo intervino la secretaria de Empleo tras la reunión del ministro de Trabajo y su equipo técnico con los equipos de dirección de UGT, CCOO, CEOE y Cepyme, Rojo señaló que los agentes sociales están de acuerdo en que sea el propio Gobierno el que marque las pautas de la que será una de "las principales prioridades del Ejecutivo" socialista en la presente legislatura.

Subrayó que existe una "voluntad compartida" de avanzar y profundizar en el camino del diálogo social recorrido en la última legislatura, puesto que, a su parecer, el momento actual es "especialmente importante" para "llegar acuerdos" y "sumar criterios" que permitan actuar "con unanimidad". "Así lo pide la ciudadanía y ésa es la voluntad del Gobierno y de los agentes sociales", señaló.

Respecto al encuentro con UGT, CCOO, CEOE y Cepyme, Maravillas Rojo indicó que se trataba de una "primera toma de contacto" a modo de presentación del nuevo equipo del Ministerio de Trabajo e Inmigración y los representantes sociales, tanto los sindicatos como la patronal.

Aseguró que la reunión transcurrió en un "ambiente muy cordial" y marcada por la voluntad "común y unánime" de llegar a futuros acuerdos en la presente legislatura.

  • 1