miércoles, 12 diciembre 2018
15:20
, última actualización
Cofradías

El Gran Poder acuerda destinar las colectas de las misas a la Bolsa de Caridad

El acuerdo afecta a todas las celebraciones litúrgicas ordinarias, salvo las misas diocesanas y el quinario y el triduo. La medida reportará unos 30.000 euros anuales a la Bolsa Asistencial.

el 11 nov 2014 / 23:30 h.

INTERIOR BASILICA SAN LORENZOLa hermandad del Gran Poder ha acordado destinar la recaudación íntegra de las misas ordinarias que se celebren en la Basílica a lo largo del año a la Bolsa de Caridad que lleva desde el año 1953 el nombre del Señor de Sevilla. La decisión, adoptada en el seno del cabildo de oficiales, fue comunicada anoche a los hermanos en el transcurso del cabildo general ordinario que celebró la corporación de la Madrugá. El hermano mayor del Gran Poder, Félix Ríos, aclaró a este periódico que este acuerdo afectará a todas las misas que se celebren en la Basílica los días laborables y festivos, incluyendo funciones, a excepción del quinario al Señor y el triduo a la dolorosa y con la salvedad también de aquellas celebraciones diocesanas que marca el Arzobispado, como son el día del Domund o la colecta por los Santos Lugares, entre otras celebraciones, y cuya recaudación se entrega a la Archidiócesis. Según las estimaciones de la hermandad, este acuerdo puede reportar unos 30.000 euros adicionales al año a la Bolsa de Caridad del Gran Poder, órgano específico que cuenta con sus propias fuentes de financiación.La principal de todas ellas son los donativos íntegros depositados en los cepillos del templo destinados a la Bolsa, a lo que hay que sumar las cuotas suscritas a favor de la propia Bolsa, los donativos que recibe la hermandad directamente para fines sociales, el alquiler de sillas para presenciar la salida procesional de la cofradía, así como la venta de túnicas. Félix Ríos también informó a los hermanos del programa de actos que está preparando la junta de gobierno para conmemorar en 2015 el 50 aniversario de la bendición de la Basílica del Gran Poder. Aunque aún hay detalles que no están cerrados, la intención de la hermandad es consultar la opinión de cuatro o cinco arquitectos que, a modo de concurso cerrado, puedan aportar sus ideas para «rematar ornamentalmente la Basílica», un templo que, medio siglo después de su inauguración, sigue viéndose algo frío. El máximo responsable de la corporación precisó a este periódico que dependerá del calado de las reformas que se propongan en ese concurso si esta junta de gobierno podrá abordar el remate ornamental de la Basílica o si se convertirá en un proyecto de hermandad. «A lo mejor resulta que la solución es simplemente cambiar la textura de los muros, o a lo mejor se proponen otras reformas más cuantiosas», explicó. La opción que sí parece descartada es aquella que contemplaron los arquitectos que en su día concibieron el proyecto, Alberto Balbotín de Orta y Antonio Delgado Roig, quienes plantearon originariamente una reja de separación entre el atrio de entrada y la planta circular del templo, de modo que por la noche permaneciera abierto a los fieles el atrio del templo y sólo estuviera clausurada la reja. «Eran otros tiempos. Hoy en día esa solución no es planteable», refiere el hermano mayor. Todos los actos girarán en torno a la fecha del 28 de mayo, día exacto de la bendición del templo hace ahora medio siglo, un hito histórico en los anales de la devoción al Señor. En esa jornada se celebrará una función conmemorativa. La hermandad conmemorará también esta efemérides con un amplio programa cultural, que incluirá conferencias, conciertos, visitas guiadas a la antigua capilla en San Lorenzo y una exposición sobre los cambios de sede de la cofradía desde su fundación en 1431 en el monasterio de Santo Domingo de Silos, hoy parroquia de San Benito.

  • 1