lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

El Gran Poder aprueba la salida de nazarenas en la Madrugá

el 10 feb 2010 / 22:38 h.

TAGS:

La próxima Madrugá habrá nazarenas de ruán negro en San Lorenzo. El cabildo general de la hermandad del Gran Poder ratificó anoche por unanimidad el proyecto de reglas de la corporación, en el que se recogía la igualdad de derechos entre los hermanos y las 2.500 hermanas que tiene la corporación.

Fue un cabildo bastante numeroso en el que participaron 336 hermanos y en el que ni siquiera fue necesario llegar a votar la enmienda contraria a la posibilidad de que las hermanas pudieran participar en la estación de penitencia vistiendo el hábito de nazareno. La enmienda quedó finalmente desestimada al no concurrir al cabildo el hermano que la había presentado. La ratificación de las reglas fue acogida con “satisfacción” por parte del hermano mayor, Enrique Esquivias, y por todos los hermanos que abarrotaron el atrio y el interior de la Basílica.

El texto de las nuevas reglas, presentado por la junta de gobierno, recibió seis enmiendas que fueron desestimadas por el cabildo. Concluido el debate sobre las mismas, las reglas fueron aprobadas por unanimidad. Junto a la igualdad de derechos entre los hermanos, el proyecto incluía una profunda reforma del proceso electoral de la hermandad que también fue ratificada por los hermanos.

La decisión adoptada permitirá ver nazarenas de ruán negro durante la estación de penitencia de la próxima Madrugá, una incorporación que, según los cálculos realizados por la hermandad, se estima en torno a las 200 hermanas. En este sentido, Enrique Esquivias, afirmó recientemente a este periódico que el aumento “no repercutirá en los horarios de la cofradía”. A pesar de que el Gran Poder es –con 2.110 nazarenos, según el último informe realizado por el Consejo– la corporación con el cortejo más extenso, Esquivias mostró su confianza en que “la cofradía asumirá sin problema el número de hermanas que lleve en sus filas”.

La Archicofradía del Amor fue la última en incorporar nazarenas a su cortejo procesional. En este caso no fue un cabildo general quien tomó la decisión, sino la junta de gobierno amparada por una resolución del departamento diocesano de Asuntos Jurídicos para Hermandades y Cofradías del Arzobispado de Sevilla, que le facultaba para modificar el artículo de sus reglas que discriminaba la participación de la mujer en la cofradía. Por este motivo, la corporación tenía retenida su aprobación desde 1999.

Tras la decisión del Gran Poder, son tres las hermandades que aún no permiten la presencia de las mujeres en su cortejo: el Silencio, el Santo Entierro y la Quinta Angustia. Esta última parece que será la próxima en igualar el derecho entre sus hermanos y hermanas a través de un proceso similar al ocurrido en la hermandad del Amor. 

  • 1