Cofradías

El Gran Poder estará al lado izquierdo del templete del Triunfo

El Cecop aforará el recorrido conforme el público vaya agolpándose

el 14 ene 2013 / 20:13 h.

-->-->-->

Ni en la Puerta del León del Alcázar ni en la avenida de la Constitución. El paso del Señor del Gran Poder -novena estación del magno Viacrucis promovido por el arzobispo Asenjo con motivo del Año de la Fe­- se situará a los pies del templete situado en la Plaza del Triunfo y erigido en acción de gracias por los escasos daños que sufrió Sevilla en el terremoto de Lisboa de 1755. El paso del Señor de Sevilla y el del Cristo de las Penas de la hermandad de La Estrella se ubicarán a izquierda y derecha, respectivamente, de este monumento en el acto penitencial del próximo 17 de febrero. Los hermanos mayores y diputados mayores de gobierno de las hermandades participantes en este evento conocieron anoche de forma oficial el emplazamiento definitivo de los 14 pasos que el primer domingo de Cuaresma representarán las estaciones del Viacrucis elaborado en su día por el Papa Juan Pablo II.

Los pasos estarán diseminados, siempre en la acera izquierda en el sentido de la marcha, entre la puerta del Banco de España de la avenida de la Constitución, emplazamiento de la primera estación (el paso de la Sagrada Oración en el Huerto de Monte-Sión) y la Plaza de la Virgen de los Reyes, donde a los pies de la Giralda se situará el paso con el Cristo Yacente del Santo Entierro (decimocuarta estación).

La segunda estación de este histórico Viacrucis, el misterio de la hermandad de la Redención, estará emplazada una vez pasada la bocacalle Felipe Pérez, mientras que el paso de San Gonzalo (tercera estación) se situará a la altura de Caja Madrid. Pasada la confluencia de Alemanes se ubicará la cuarta estación (paso del Carmen Doloroso); la quinta (el misterio de Torreblanca) estará a la altura de la Puerta de la Asunción de la Catedral y la sexta (el paso del Señor de la Salud y Buen Viaje de San Esteban) se situará junto al magnolio de la esquina de Correos. El Señor de la Salud de los Gitanos protagonizará la séptima estación, cuyo emplazamiento se ha fijado en la puerta del Archivo de Indias, detrás de la parada del Metro ubicada en ese lugar. Unos metros más adelante, en la esquina de la avenida de la Constitución con la calle Santo Tomás, se ubicará el paso de plata del Señor de Pasión (octava estación), mientras que la novena y la décima, el Señor del Gran Poder y el misterio de la Estrella, estarán situadas a un lado y a otro del templete del Triunfo. También en este entorno, en la confluencia de Fray Ceferino González con la plaza del Triunfo y mirando hacia el monumento a la Inmaculada, se situará el Cristo de la Conversión del Buen Ladrón de la hermandad de Montserat (misterio que representa la undécima estación del viacrucis).

Antes de la estrechez de acceso a la plaza de la Virgen de los Reyes, sin llegar a la altura del convento de la Encarnación, se alzará el misterio de las Siete Palabras (duodécima estación). Sin duda, una de las ubicaciones más originales la ocupará el Cristo del Cachorro (decimotercera estación) que, por indicación de los técnicos del Cecop, ha pasado de ocupar un espacio junto al monumento a Juan Pablo II de la plaza de la Virgen de los Reyes a estar emplazado a espaldas de la fuente de Lafita mirando hacia la calle Mateos Gago.

El presidente del Consejo de Cofradías, Carlos Bourrellier, aclara que, tras la visita conjunta con los técnicos del Cecop realizada el pasado viernes al escenario del Viacrucis, se han modificado ligeramente algunos emplazamientos previstos "anteponiendo siempre criterios de seguridad por encima de cualquier otro". De este modo, mientras el Consejo tenía previsto situar los pasos a izquierda y derecha del recorrido indistintamente, tras esta visita todos los pasos se situarán en la acera izquierda.

El recorrido por el que discurrirá la comitiva que irá deteniéndose ante cada una de las estaciones permanecerá vallado, mientras que el lado derecho de la calle se reservará un gran pasillo para el público en general. Bourrellier confirmó ayer que la intención del Cecop es "aforar" las distintas zonas del recorrido conforme el público vaya agolpándose ante los pasos.

Un altar ante el Palacio Arzobispal. Una vez finalizado el rezo de las catorce estaciones del Viacrucis, el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, impartirá la bendición final a los miles de asistentes con el Lignum Crucis titular de la hermandad de la Vera-Cruz. Para ello se montará una mesa de altar ante la Puerta del Palacio Arzobispal. Será a partir de ese momento cuando los 14 pasos, en orden inverso al de las estaciones del Viacrucis, comiencen a ingresar en la Catedral por la Puerta de los Palos, girarán a la izquierda para visitar a la Virgen de los Reyes y saldrán por la Puerta de San Miguel. A su salida todos los pasos realizarán un recorrido conjunto hasta la confluencia con García de Vinuesa, lugar desde el que se dispersarán para buscar el regreso a sus templos.


No habrá “chim-pum” en los regresos. No habrá excepciones. Los pasos sólo podrán ir acompañados con música de capilla o alguna coral. Desde el Consejo se insiste en que, al igual que sucede en Semana Santa cuando la lluvia suspende alguna procesión, los recorridos de los 14 pasos participantes a su lugar señalado en el itinerario del Viacrucis “tienen carácter de traslado”. Alrededor de cada una de las 14 estaciones se creará un corralito con aproximadamente un centenar de sillas para que los acompañantes de los cortejos puedan descansar. 

 

  • 1