domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Cofradías

El Gran Poder se hace más grande

La hermandad aprueba la compra de dos pisos y un local para la ampliación de la zona destina a la bolsa de caridad. Desea, a largo plazo, adquirir la finca completa.

el 24 feb 2015 / 23:30 h.

TAGS:

El Gran Poder ha comprado dos pisos en la plaza de San Lorenzo y un local en Conde de Barajas. / Pepo Herrera El Gran Poder ha comprado dos pisos en la plaza de San Lorenzo y un local en Conde de Barajas. / Pepo Herrera El cabildo general del Gran Poder ha dado el visto bueno a la operación inmobiliaria que ha acometido la junta de Gobierno para aumentar de forma considerable las dependencias que destina a la bolsa de Caridad. Concretamente, la hermandad del Gran Poder ha comprado recientemente dos pisos de una primera planta justo encima del conocido bar El Sardinero, en la esquina con la calle Conde De Barajas, y un tercer inmueble en planta baja al que se entrará por esta última calle y que conecta con la Basílica del Gran Poder. Esta operación, sujeta a un crédito hipotecario que debe afrontar ahora la corporación de San Lorenzo, recibió ayer la autorización del cabildo general de hermanos y ahora deberá recibir la aprobación por parte del Arzobispado de Sevilla para que puede ejecutarse definitivamente. Empero, y dado que hasta anoche no tuvo el respaldo de los hermanos, la junta de gobierno se había reservado una cláusula en la operación de compra venta en la que todo quedaba desecho si el cabildo general votaba en contra de estas adquisiciones inmobiliarias. En estas fincas urbanas, que suman aproximadamente 300 metros cuadrados, la institución quiere dar un salto de calidad importante a la hora de ofrecer los servicios de la bolsa de caridad. Debido a la crisis económicas, las peticiones de ayuda se han desbordado durante los últimos años y literalmente no había espacio físico en la actual casa de hermandad –contigua a la basílica– y muchas de las personas necesitadas que acudían para pedir ayuda deben esperar su turno en la calle sin opción alguna a tener cierta privacidad. Sin embargo, la junta de Gobierno andaba sobre seguro y aunque hasta anoche no se celebró el cabildo, el sentir general y todos los sondeos previos hechos antes de acometer esta operación daban la certeza de que el sí sería mayoritario. Fue el propio hermano mayor, Félix Ríos, quien confirmara este extremo a El Correo el pasado 30 de enero y explicó que aunque el principal uso que tendrán estas nuevas instalaciones será para la bolsa de caridad, también habrá una nueva zona para reuniones, un almacén de priostía y otras dependencias. Una vez ejecutada la compra al cien por cien, la hermandad tiene previsto darle un importante lavado de cara pero sin acometer obras importantes. Es necesario incluso tirar de los fondos económicos propios de la corporación para realizar estas adquisiciones, además de la hipoteca que asume la hermandad, y ahora más que nunca la mayordomía debe cuadrar cada céntimo al milímetro, tanto de pagos como de cobros. Por ello, los trabajos se limitarán ahora mismo a tareas sencillas de pintura y reformas menores para que en muy breve plazo las nuevas dependencias ya puedan ser utlizadas para los distintos usos que hay previstos. PROYECTO A LARGO PLAZO Estas compras de inmuebles no son más que el inicio de un gran proyecto a largo plazo que tiene en mente la junta del Gran Poder. Los planes de la corporación pasar por hacerse con todos los inmuebles que forman esa esquina, incluido el local de El Sardinero, aunque son los primeros en saber que no será un proceso ni fácil ni barato. Principalmente porque ahora mismo no pueden afrontar económicamente la compra de varios inmuebles más y segundo, por que ninguna compra se puede dar por hecha hasta que firman ante notario el comprador y el vendedor. La actual junta de gobierno es consciente de que esta idea es ahora mismo solo una ilusión y que seguramente sea una nueva junta la que logre culminar este proyecto que ha empezado en favor de la caridad.

  • 1