domingo, 24 marzo 2019
18:28
, última actualización
Deportes

El grito de 'directiva, dimisión' resonó desde la puerta de cristales

Decenas de aficionados protestan contra el consejo de administración en los aledaños del Villamarín con el partido ya comenzado. División de opiniones con Rubén Castro y nuevos silbidos a Calderón.

el 11 may 2014 / 19:54 h.

El beticismo ha vuelto a dictar sentencia contra quienes creen culpables de la situación en que se encuentra el equipo. Con el partido ante el Valladolid ya comenzado, y desde unos minutos antes, decenas de aficionados se han concentrado en la puerta de cristales para gritar en contra del consejo de administración. 'Directiva, dimisión', 'comegambas' y 'nosotros somos el Betis' han sido los cánticos más repetidos durante el cuarto de hora que ha durado la concentración. Las protestas en el exterior del estadio han coincidido con el minuto de silencio en homenaje a los niños fallecidos en el accidente de tráfico de Badajoz, así que han resonado por todo el Villamarín. De hecho, ha sido allí, fuera, donde han cantado el himno del Betis, ya que dentro ni siquiera ha sido coreado. En su lugar sólo se oían pitidos. Dentro del estadio, los consejeros también han sufrido lo suyo. En cuanto han aparecido por el palco, el grito de 'directiva, dimisión' también ha sido multitudinario dentro de lo que cabe, ya que la asistencia al estadio rondará los 10.000 aficionados nada más. Y cuando el Valladolid ha marcado el 0-1, los seguidores también se han vuelto contra sus dirigentes, algunos para silbarles airadamente y otros para aplaudirles, con evidente sarcasmo. Los pocos hinchas presentes en Heliópolis también han vuelto a juzgar a los culpables e inocentes, según su punto de vista. Han sido mayoría los primeros, desde Gabriel Humberto Calderón, que de nuevo ha sido muy pitado, a Rubén Castro, aunque con el delantero ha habido división de opiniones, ya que los silbidos han alternado con algunos aplausos. El día de la Real Sociedad, por ejemplo, la protesta contra él fue unánime. También ha sido recriminado Paulao, que no pudo serlo aquella noche porque ni siquiera fue convocado. De las protestas de la hinchada se han librado de nuevo hombres como Adán, Lolo Reyes, Juanfran y, sobre todo, Jorge Molina.

  • 1