Local

El Grupo Abades abre su restaurante en la calle Betis

Tiene un comedor acristalado con vistas a la Torre del Oro, dispuesto como un cubo suspendido sobre la lámina del Guadalquivir, y es uno de los edificios más polémicos de los últimos tiempos. Hoy lunes abre el restaurante Abades de la calle Betis.

el 15 sep 2009 / 06:05 h.

TAGS:

Tiene un comedor acristalado con vistas a la Torre del Oro, dispuesto como un cubo suspendido sobre la lámina del Guadalquivir, y es uno de los edificios más polémicos de los últimos tiempos. Hoy lunes abre el restaurante Abades de la calle Betis.

Tras cinco años de pleito y de noticias en la prensa, el restaurante Abades abre en la calle Betis este lunes, pero su historia es más que larga. En ella se recuentan una licencia de obra anulada, tres técnicos de Urbanismo imputados y año y medio de investigación judicial. Finalmente, se archivó el caso y los vecinos perdieron su particular guerra contra el local.

Y es que los residentes de la calle Betis intentaron evitar su construcción en la orilla del Guadalquivir (en suelos del antiguo restaurante El Puerto) porque, a su juicio, excedía la altura y la anchura permitidas. Además, reclamaron que los suelos se destinaran a zona verde, como se recogía en los planes municipales.

Consiguieron que Urbanismo anulase la licencia de obras de 2003, pero nada pudo parar el proyecto. Tres técnicos de la Gerencia fueron imputados por supuestas irregularidades después de que los vecinos denunciaran ante la Fiscalía que el proyecto aprobado era idéntico al presentado años antes y que había sido rechazado. Finalmente, en octubre de 2007, un juez daba carpetazo al caso.

Según el juez, se supervisaron dos proyectos distintos. El auto se dictó a partir de un informe pericial que defendía la legalidad de la obra, pues se redujo el aforo a 393 personas frente a las 1.018 del proyecto inicial, lo que se logró rebajando la superficie bajo rasante, que pasó a ser de cocina, usos complementarios y almacén y, por tanto, no computó como aforo.

Desde hace más de dos meses, el restaurante se está usando para celebraciones, congresos y reuniones. Incluso el nuevo fichaje de Abades, el chef sevillano Willy Moya, ha ofrecido degustaciones de sus platos más emblemáticos.

  • 1