Local

El Guadalquivir rebosa a su paso por Sevilla

El nivel del río Guadalquivir sigue bajando desde ayer por la tarde "a buen ritmo", aunque "de forma lenta", desde Lora del Río hacia abajo.

el 26 feb 2010 / 17:20 h.

TAGS:

La Cartuja, parcialmente inundada.

La gran mayoría del medio millar de personas que permanecían desalojadas de sus viviendas en Lora del Río y en Tocina (Sevilla) debido a las inundaciones por la crecida del río Guadalquivir han vuelto esta mañana a sus domicilios, salvo en el caso de dos familias de Lora que siguen fuera de sus casas.

Según ha informado hoy a Efe una portavoz de la Delegación del Gobierno de la Junta en Sevilla, estas dos viviendas de Lora son las únicas que siguen desalojadas, pues las familias residentes en otras 78 de esta localidad que fueron evacuadas, en su mayoría desde el pasado martes, han regresado a sus casas a lo largo de la mañana.

En Tocina había 22 viviendas desalojadas, una quincena desde el pasado miércoles y el resto posteriormente, y también 30 naves de uso agrícola, aunque durante la mañana todas estas familias también han podido regresar a sus domicilios.

La situación en esta zona ribereña del Guadalquivir se está normalizando, puesto que el nivel de las aguas del río "sigue bajando progresivamente", ha asegurado la portavoz de la Delegación del Gobierno de la Junta en Sevilla, que mantiene activado el plan de emergencia ante riesgo de inundaciones en esta provincia.

El nivel del río Guadalquivir sigue bajando desde ayer por la tarde "a buen ritmo", aunque "de forma lenta", desde Lora del Río hacia abajo, ha precisado en un comunicado la Delegación del Gobierno de la Junta.

En este sentido, la presa de Peñaflor continúa desembalsando 2.000 metros cúbicos por segundo, frente a los 3.000 metros por segundo que registraba el pasado miércoles, mientras que el nivel de la propia presa ha bajado dos metros en relación con ese día.

En la zona de Écija, que también se ha visto afectada por la crecida del Genil -afluente del Guadalquivir-, varios desembalses "controlados", según la Junta, provocaron ayer una subida del nivel de este río, aunque a lo largo de la pasada noche ya ha vuelto a "niveles normales".

La provincia de Sevilla se encuentra, desde las seis de esta mañana, en situación de alerta amarilla por la previsión de fuertes vientos.

  • 1