Local

El Guadalquivir se estabiliza pero la alerta se mantiene aún

Un tren descarrila en Loja y 21 carreteras de Jaén siguen cortadas.

el 25 feb 2010 / 20:28 h.

TAGS:

Un tren de la línea Sevilla-Almería descarriló ayer en Loja por desprendimientos.

El caudal del Guadalquivir ha empezado a bajar a su paso por las provincias de Jaén y de Córdoba, lo que llevó ayer al consejero de Gobernación, Luis Pizarro, a prever que la situación "tienda a normalizarse". No obstante, se mantienen los desalojos de 462 viviendas y unas 1.400 personas en toda Andalucía y la Junta no reducirá el nivel 2 de alerta hasta que "no haya normalidad absoluta" y los vecinos evacuados no volverán a sus casas para garantizar su seguridad.


El temporal sigue provocando problemas en las vías ferroviarias y ayer, el desprendimiento de grandes piedras hizo descarrilar en Loja (Granada) un tren de la línea Sevilla-Almería. Dos de los 95 pasajeros resultaron heridos leves y la línea permaneció cortada entre Mérida (Badajoz) y Los Rosales (Sevilla), por lo que los viajeros fueron trasbordados por carretera. Jaén es la provincia con más carreteras cortadas, una veintena (la mayoría secundarias), si bien hasta última hora de la tarde fue interrumpido el tráfico en la A-404 a su paso por Alhaurín de la Torre (Málaga) por deslizamiento de tierra y agua.Los pantanos andaluces se encuentran a una media del 84% de su capacidad y 51 de ellos continúan desembalsando agua, si bien en los puntos más críticos, como Andújar, el nivel del río bajó ayer más de un metro y algunos vecinos de la pedanía de Llanos del Sotillos, de la parte más alta, están volviendo a sus casas para ver la situación y poder comenzar las tareas de limpieza. El consistorio abre hoy la oficina para que los damnificados soliciten las ayudas. No obstante, en otras provincias como Granada, se ha procedido a nuevos desalojos por prevención, como el de una pareja y su hijo evacuados de una casa cueva en mal estado en Guadix, cuyo ayuntamiento, junto a otros de la comarca, ha pedido una reunión con las administraciones para analizar los daños.

Precisamente, el Consejo de Ministros aprobará hoy el Decreto Ley para regular las ayudas a los damnificados por el temporal. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, aseguró ayer que habló del tema "largo y tendido" con la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y confió en que el decreto contemple "todo el amplio espectro" de daños previstos en la normativa, aunque señaló que aún no se puede hacer una evaluación "porque el tiempo sigue amenazando".


Griñán recibió ayer la llamada del Rey para trasladarle, en su nombre y en el de la Reina, su preocupación y solidaridad con los andaluces afectados por las inundaciones.

  • 1