lunes, 17 diciembre 2018
03:26
, última actualización
Deportes

El guante de Lopera es recogido por las plataformas

Las asociaciones que lo demandaron están dispuestas a reunirse con él "por el bien del Betis", aunque dudan de que así ocurra.

el 01 nov 2014 / 10:15 h.

plataformas Betis_CarlosHdez Camilo Puerto (izq), Adolfo Cuéllar (arriba) y Emilio Soto (segundo por la derecha), entre otros, en el Villamarín. Foto: Carlos Hdez. Los abogados de Manuel Ruiz de Lopera aseguraron el jueves que su cliente está dispuesto a sentarse con quien haga falta para hallar una salida a esa encrucijada institucional de la que no sale el Betis. También advirtieron que el exdirigente no acordará ninguna “transacción judicial” con las asociaciones que lo demandaron y que “el borrón y cuenta nueva es impensable”. En definitiva, una peculiar manera de tender la mano. Por Nuestro Betis (PNB), Béticos por el Villamarín (BxV) y la Liga de Juristas Béticos recogen la apuesta y no rechazan sentarse con su enemigo “por el bien del Betis”, aunque ninguna ha sido llamada. Ypor supuesto no se engañan y son conscientes de lo poco factible que sería alcanzar cualquier acuerdo. “Lopera es la única persona del mundo capaz de convocar una reunión el miércoles y decir el jueves que qué quiere la gente reuniéndose conmigo. Si no me doliese tanto el Betis, me lo tomaría a risa”, dice Camilo Puerto, presidente de PNB. Apesar de todo, “yo por el Betis me siento en la mesa de cualquiera y escucho a quien sea”, admite. “Pero los que decimos que nunca habrá borrón y cuenta nueva somos nosotros. Cualquier cosa que no sea depurar responsabilidades no está en nuestro ideario”, advierte. “Supongo que se habrá visto débil y por eso habló de negociaciones, pero sus abogados le habrán dicho que eso era una muestra de debilidad. Nosotros no nos apartamos del camino que iniciamos en 2007. Quien haga daño al Betis, que lo pague”, aclara Puerto. “Lo que no tiene sentido es que esto parta de él y el que hable de negociar sea él, además poniéndose bravo. Es Lopera en estado puro”, sentencia. En BxV también están extrañados. “Es raro que aluda a la insolvencia de las plataformas. ¿Qué quiere decir, que hay una justicia para ricos y otra para pobres?”, se pregunta su portavoz, Emilio Soto. “También me parece rara esa actitud amenazante. No tiene derecho a levantar falso testimonio y crear incertidumbre sin tener pruebas de nada”, reclama. En su opinión, Lopera no quiere dialogar. “No colijo que haya un ofrecimiento y no me fío de este señor. Hasta que haya una oferta y presente la voluntad de querer alterar la situación actual, es un invento”, denuncia Soto, que no se explica el optimismo de su contrincante. “Hay un pleito concursal en el que el juez, los fiscales, los administradores y los peritos consideran culposa su gestión. No sé bajo qué premisa mira la instrucción”, razona. “Si está tan seguro de que va a ganar, ¿por qué no permite que el juicio concursal se celebre? ¿Por qué se está partiendo la cara para levantar las cautelares? Lopera sabe que el 99,99% del beticismo está en contra de su figura y su vuelta al club”, sentencia. El responsable de la Liga de Juristas, Adolfo Cuéllar, aboga por el diálogo, aunque lo ve poco viable. “Siempre intento llegar a una transacción; es la obligación de cualquier abogado. Si se pudiera, claro que sí, pero es enormemente difícil, por la personalidad de Lopera y por las distintas sensibilidades que hay en las acusaciones. Sería una labor de gran generosidad por todos y la cosa está demasiado crispada para eso. Pero para el Betis sería fundamental. Si no, su situación nunca se resolverá”, teme. “No contemplo otra posibilidad que no sea la judicial, aunque me gustaría que la hubiera, por el bien del Betis. Llevamos años con esta cuestión tan pesada y tan desagradecida”, reitera. El abogado cree que el comunicado no refleja lo que piensa Lopera. “Me creo más lo que filtró el miércoles y me da la impresión de que sus abogados le indicaron que decir que quiere negociar podía ser un signo de debilidad”, alega Cuéllar, que ve “razonable” el rechazo de Lopera a un acuerdo: “Si dice que quiere llegar a una transacción, puede ser el reconocimiento implícito de que ha cometido un delito. Sus abogados no pueden permitir que diga eso”.

  • 1