Local

El heladero del Papa

Joaquín Liria elabora un postre con los sabores de Sevilla en honor del pontífice.

el 11 ago 2011 / 20:21 h.

TAGS:

Seguro que alguna vez se habrá preguntado a qué sabe Sevilla. El maestro heladero Joaquín Liria parece haber encontrado la solución y se ha propuesto concentrar todos los aromas de la ciudad en un postre elaborado para endulzar la visita de Benedicto XVI a Madrid , con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud . Su Trilogía del Alma Española -así ha llamado a la obra- encierra el encanto de nuestras tradiciones, el sabor de los dulces conventuales y el aroma más típico de la primavera sevillana.

Dejando al margen su amplia trayectoria profesional y sus más de dos décadas dedicado al arte del dulce, lleva trabajando unos dos años en la preparación de este postre que ahora muestra con orgullo. "Lleva nuestra cultura, nuestra identidad, gastronomía, historia y religión", confiesa. Su origen estuvo en la tarta que elaboró para la despedida del cardenal Amigo Vallejo, utilizando para ella unos ingredientes muy similares que ahora ha transformado en este dulce vaticano. "A don Carlos le encantó y se nos ocurrió hacer algo especial para la visita del Papa", recuerda.

En su obra da vida a tres dulces distintos que guardan mucho sabor a Sevilla. El grueso del postre está formado por la crema vaticana, un helado inspirado en las yemas de San Leandro y Santa Teresa, con arándanos, y un crujiente de incienso, "que transporta al que lo prueba a un instante de fe concreto". Junto a su sabor, el juego de colores de esta crema recrea la bandera del Vaticano y, el toque de arándonos, un homenaje a la región de Bavaria, tierra de Benedicto XVI. Un dulce de pestiño y la flor de azahar completa un "recuerdo a la Semana Santa y al cardenal Amigo".

Joaquín mostró su obra a la curia sevillana durante uno de los días de la Novena a la Virgen de los Reyes. Les encantó. Pero la premura de tiempo está dificultando su inclusión en alguno de los menús que el Papa degustará en Madrid. Cosas del protocolo. Lo que ya le han confirmado es que los dos centenares de sacerdotes que visitarán la ciudad durante los Días en la Diócesis sí disfrutarán de él en los almuerzos junto a monseñor Asenjo. Será cosa de paladares divinos.

  • 1