Televisión

El ‘Hermano mayor’ se impone en Cuatro

Pedro García Aguado tratará «casos extremos» en su segunda temporada .

el 27 ene 2010 / 21:03 h.

El medallista olímpico Pedro García Aguado se vuelve a transformar a partir de mañana viernes en el Hermano mayor de chicos conflictivos para el programa de Cuatro que en esta segunda temporada trata "casos extremos" que muestran "una realidad social".

"Cada vez hay más niños violentos", explicó García Aguado durante la presentación del espacio, donde aprovechó además para destacar la publicación del libro Hermano mayor. Entender a los adolescentes es posible, escrito por el deportista y la psicóloga del programa, Esther Legorgeu. La edición aborda temas conflictivos como las contestaciones, las peleas, los gritos, el lenguaje o incluso las drogas.


Producida por la propia cadena de televisión y Plural Entertainment, la nueva temporada mostrará nueve casos en los que existe un denominador común, "el punto de no retorno de sus vidas", señaló Mariano Blanco, director de programas de Cuatro.
Con "calma" y viviendo una "lluvia de emociones que van desde la frustración hasta la esperanza", García Aguado busca las causas de los problemas afectivos de unos chicos que "no son malos sino que se comportan mal". Para ello está asesorado en todo momento por un equipo de psicólogos encabezado por Legorgeu, proceso que permite despojar a los jóvenes -que desarrollan trastornos de conducta- de "unos privilegios que no se han ganado".


"Estos chicos piden la autoridad a gritos", apuntó el director del programa, Carlos Recio, quien destacó que, a través de los casos, se pondrá en práctica una terapia de choque que cambiará "las costumbres y los hábitos" de los jóvenes con sus padres. No obstante, no existe un perfil concreto de los jóvenes conflictivos, que en su gran mayoría son incluso mayores de edad, tal y como precisó García Aguado, quien subrayó que proceden de niveles sociales y académicos dispares.


El que fuera Oro olímpico de waterpolo en Atlanta 96 admitió que las situaciones son a veces "frustrantes y tristes" y, aunque reconoció que en ocasiones piensa en tirar la toalla, es una labor "muy gratificante", puntualizó. "En mi casa a los 12 años ya no tenía límites", admitió García Aguado, quien superó una etapa de su vida marcada por las adicciones.


Por su parte, Blanco recordó que la primera temporada del programa, que se emitió entre abril y junio del año pasado, tuvo una audiencia del 14,6% de media y una cuota de pantalla de dos millones de espectadores, que en su mayoría tienen entre 13 y 44 años.

  • 1