Local

El hilo de Ariana

Millones de compradores de libros por internet se han visto sorprendidos, por ofertas de obras que acaban de publicarse sobre los últimos protagonistas de la campaña electoral americana. Pasados pocos días desde las designaciones de Biden o Palin, ya se ofrecen libros que reflejan su pensamiento, su vida, sus hechos.

el 15 sep 2009 / 11:32 h.

Millones de compradores de libros por internet se han visto sorprendidos, por ofertas de obras que acaban de publicarse sobre los últimos protagonistas de la campaña electoral americana. Pasados pocos días desde las designaciones de Biden o Palin, ya se ofrecen libros que reflejan su pensamiento, su vida, sus hechos. Como el libro escrito por Joe Biden, Promises to keep. O el libro de una periodista de la remota Alaska sobre Sarah Palin, Sarah, How a hockey mom turned Alaska´s political establishment upside down.

A diferencia de países como el nuestro, con una gran tradición de agrafia de nuestros dirigentes, con un magro mercado de memorias o ensayos políticos de calidad, en Estados Unidos es inconcebible un político o empresario que no haya pasado por la imprenta. Que no someta a la opinión pública un texto donde sus ideas puedan presentarse ordenadas, al margen de las ruedas de prensa o los discursos. Obras que se mezclan en una exuberante campaña electoral, donde conviven con una marea de anuncios televisivos, chapas, camisetas, carteles. Incluso con esas horripilantes muñecas, con la imagen de la candidata Palin vestida de escolar o de ejecutiva agresiva.

Pero si hay algo novedoso en esta campaña es el protagonismo de una mujer absolutamente fascinante. Ariana Huffington. Nacida en Grecia hace 58 años. Hija de un prisionero de los nazis, editor de periódicos en bancarrota, y de una madre seguidora del gurú Krishnamurti. Personaje televisivo de grandes audiencias. Divorciada de un petrolero millonario que fue congresista republicano, cuya boda griega Kissinger calificó como "una danza del fuego de un sacrifico azteca". Una mujer que evolucionó desde el conservadurismo hacia valores progresistas. Comprometida feminista. Activista contra las corporaciones petrolíferas. Autora de libros provocadores. Famosa, sobre todo, por dirigir el blog político más popular de Norteamérica, con más de 4 millones de entradas mensuales.

El 'Huffingtonpost.com'. Un personaje que instaló en la pasada Convención Demócrata, cerca de la carpa para los bloggeros patrocinada por Google, una zona que llamó el 'Huffpost Oasis'. Un spa con masajes, yoga y tratamientos faciales. Un buen ejemplo de su genio para la promoción comercial.

Un emergente y polémico icono liberal. Con una visión rompedora de la información política y de los medios de comunicación. De la movilización de lectores y espectadores. El Financial Times le llama la 'Primera Dama de los Blogs'. Una pionera en convertir la comunicación política en negocio. En romper esa imagen de los blogueros como seres solitarios de escasos ingresos.

Esos que algunos llaman despectivamente trabajadores en pijama. Como ella misma ha declarado, "mi asunto es que el fracaso no consiga pararte", para un negocio que ella intuye de más de 200 millones de dólares. Una pista para guiarnos por el laberinto de los nuevos tiempos de la política y la economía. Un hilo de Ariadna para el siglo XXI.

Abogado

opinion@correoandalucia.es

  • 1