viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

El hombre que mató a su novia tras eludir el GPS se suicida

Maximino Couto, el hombre que presuntamente asesinó a su novia durante un permiso carcelario y tras zafarse de su localizador GPS fue encontrado muerto la pasada madrugada en la prisión de A Lama.

el 15 sep 2009 / 20:01 h.

TAGS:

Maximino Couto, el hombre que presuntamente asesinó a su novia durante un permiso carcelario y tras zafarse de su localizador GPS fue encontrado muerto la pasada madrugada en la prisión de A Lama. Couto dejó escritas varias notas en las que decía: "Rosa, soy un asesino".

El presunto asesino de su pareja en la localidad pontevedresa de Pontecaldelas supuestamente se ahorcó con un trozo de sábana, según informaron fuentes penitenciarias. Al parecer, según las mismas fuentes, el presunto asesino de Rosario Peso dejó en el interior de la celda algunas notas. "Rosa, soy un asesino", escribió en una de esas notas, redactadas en los últimos días. Ninguna de ellas es una carta sino anotaciones sueltas relacionadas con el suicidio que planeaba. En una de las hojas indicaba cuál es su funeraria y en otra citaba varias de sus pertenencias y las personas a las que desea dejarlas. La tercera hoja iba dirigida a la fallecida.

El preso que se encontraba en la misma celda que Couto, dentro del módulo de ingreso, se percató sobre las seis de la mañana de ayer de lo sucedido y avisó a un funcionario de la prisión.

Tras comprobar lo ocurrido, el funcionario avisó al juzgado, que será el que determine las causas exactas del fallecimiento.

Couto iba a ser trasladado ayer a otra prisión fuera de Galicia y, según destacaron varios sindicatos, no estaba sujeto al protocolo de suicidio, pues mostraba un comportamiento "normal". Instituciones Penitenciarias señaló ayer a Europa Press, por su parte, que "desde que ingresó" en el centro penitenciario Couto estaba siempre acompañado por otro preso, pero desvinculó este hecho del citado protocolo de suicidio y precisó que era "difícil evitar" lo sucedido.

Por su parte, tanto la representante de CSI-CSIF en la prisión de A Lama Berta Fernández, como el delegado de Acaip en el penal, confirmaron a Europa Press que el reo no estaba sujeto al protocolo de suicidio "porque ni mostró arrepentimiento de los hechos, ni se preveía que se iba a suicidar".

Couto asesinó presuntamente a su pareja sentimental el pasado 29 de noviembre, pero antes había intentado localizar a su ex mujer, a la que no podía acercarse por decisión judicial y para lo que tenía instalado un dispositivo que no impidió su acción. Al no lograr su objetivo, hirió a un matrimonio vecino y, posteriormente, cuando iba a ser detenido, acuchilló a un agente de la Policía.

La ex pareja de Maximino Couto, Herminia Buceta, aseguró sentirse "aliviadísima" tras enterarse de que su ex-marido se suicidó en la cárcel a la que regresó el 29 de noviembre. "Ahora mis hijos y yo, y toda la gente que esta persona tenía amenazada, vamos a poder descansar tranquilos. Nos lo merecemos", subrayó Herminia Buceta.

No obstante, admitió que le daba pena "que hubiera acabado así", colgado de una sábana en la ventana de una celda del módulo de ingresos, a donde había conducido para ser trasladado en próximos días al penal de Jaén. Tras indicar que alguna vez pensó que "esto podía podía pasar, porque si fue capaz de hacer todo lo que hizo, también podía quitarse la vida", aseveró.

Por su parte, el Partido Popular pidió ayer al Gobierno explicaciones por la muerte de Couto y reclamó a Instituciones Penitenciarias "que promueva la rehabilitación y reeducación de los maltratadores" y que vele por la integridad de los presos, "incluidos los maltratadores".

  • 1