martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

El Huerto del Rey Moro no tendrá viviendas

Urbanismo promete abrirlo al barrio como parque, conservando los huertos escolares, y con el consenso vecinal

el 14 oct 2009 / 17:11 h.

Jornada de convivencia en el Huerto del Rey Moro.
Casi seis años después de la ocupación vecinal, la Gerencia de Urbanismo ha decidido iniciar el debate sobre el futuro del Huerto del Rey Moro, Bien de Interés Cultural (BIC). Eso sí, descarta que se construyan las 40 viviendas que recoge el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). La propia Junta ya renunció a levantar estos pisos que iban a tener un carácter social y que requerían una gran inversión, sobre todo, por la tarea arqueológica que necesita. Los vecinos ganan pues la batalla y la antigua huerta medieval entre las calles Sol y Enladrillada seguirá siendo verde.


El pasado martes, el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, se reunió con representantes de la plataforma La Noria y de las asociaciones de madres y padres de alumnos de los colegios públicos del Casco Antiguo y acordaron iniciar una ronda de consultas para abrir el huerto como zona verde.

Además, Gómez de Celis les informó de que redactará un avance de Plan Especial que se expondrá públicamente para recoger las aportaciones de vecinos y entidades. El objetivo es estrenar un parque conservando los huertos escolares (que este año cumplen cinco años).

lucha vecinal. Al igual que los vecinos, el delegado sostuvo que ante la carencia de zonas verdes en el Casco Antiguo, estos 5.000 metros cuadrados deben convertirse en un parque, mientras que el avance del Plan Especial se aprovechará para ordenar la parcela y mejorar la conexión peatonal entre las calles Sol, Enladrillada, Marteles y Conjunto Pasaje Mallol. Se reordenará la edificación existente.

Según el Ayuntamiento, la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), encargada de la ejecución de las viviendas protegidas en el espacio reservado por el PGOU, ha ejecutado hasta hoy trabajos previos de limpieza, desbroce y sondeos arqueológicos. No obstante, la Junta dejó en manos del Consistorio la gestión del huerto medieval.

Además, según Urbanismo, se ha llegado a un acuerdo para expropiar tres fincas que faltaban. Según Joaquín Moro, portavoz de la plataforma La Noria, ante la presión vecinal la Consejería de Cultura retiró la inversión para los trabajos arqueológicos, con lo que EPSA desistió de realizar las viviendas sociales. No obstante, los vecinos piden que se modifique el PGOU y se anule la posibilidad de levantar pisos. Los técnicos municipales, en cambio, apuntaron que no sería necesario, según Moro.

Esta antigua huerta medieval, probablemente del convento de Santa Paula, es uno de los pocos espacios libres del Casco Antiguo, gracias a lo cual, en 2001, fue declarada junto a la Casa del Rey Moro Bien de Interés Cultural.

Esta edificación gótico-mudéjar de finales del siglo XV es considerada la más antigua construcción doméstica de Sevilla excluyendo el Alcázar y los palacios. Desde febrero de 2004, fue ocupado por colectivos y vecinos para huertos escolares y lugar de celebración de actividades lúdicas.

 

  • 1