sábado, 23 febrero 2019
13:30
, última actualización
Economía

El IAT abrirá dos sedes en Granada y Brasil

Tras facturar 9,5 millones de euros el año pasado, el centro tecnológico prevé llegar a 50 millones en 2013

el 29 jun 2010 / 20:22 h.

El Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) presentó ayer sus resultados de 2009, periodo que calificó de "transición positiva", con crecimiento y superávit moderados y con unos ingresos de 9,5 millones de euros, el 14% menos que en 2008.

Al tiempo, consolidó su plan de internacionalización en el año de su vigésimo aniversario con un 15% de su volumen de inversiones, cerró nuevas alianzas estratégicas con universidades, empresas e instituciones e invirtió 2,5 millones en I+D, según la entidad.

Asimismo, en sus previsiones para 2013 el IAT prevé una facturación de 50 millones de euros, la creación de dos nuevas sedes en Granada y Brasil -a sumar a las de Sevilla, Málaga y Guadalajara (México)-, un refuerzo de la plantilla del 8% y el incremento progresivo de los proyectos propios. Su plan estratégico 2010-2013 contempla, además, la creación de dos nuevas empresas de base tecnológica, la inversión de 14 millones en I+D e incorporar a su plantilla quince nuevos doctores especializados en ingeniería y tecnología.

"Nuestro objetivo no es crecer más, sino ayudar al entorno a su desarrollo y, a la vez, no perder dinero", estimó José Luis Calvo, presidente del IAT, quien hizo hincapié en el interés de la entidad de no depender de las subvenciones públicas, "lo que distorsiona el mercado", y que nutren en un 35% su financiación.

Sin embargo, Calvo insistió en que los proyectos subvencionados se obtienen de concursos en competencia, donde se les aceptaron un 39% de sus propuestas, o lo que es lo mismo, un total de 201 ofertas en el pasado ejercicio.

Por su parte, Miguel Ángel Luque, director general, apuntó a la importancia de "la innovación de forma cooperativa con recursos globales", y recordó que eso "forma parte de nuestro ADN".

En este sentido, declaró que la meta del IAT para 2013, año en que Andalucía dejará de depender de los fondos Feder de la Unión Europea para consolidarse como una región con PIB superior al 75% de la media europea, es la de "crecer poco pero compartir todo lo que se pueda" con los clientes.

Este organismo privado, declarado de interés público que dedica su actividad a la ingeniería y la gestión del conocimiento, cuenta con una plantilla de 146 empleados y obtuvo en 2009 la mayor parte de sus ingresos (48,5%) a través de sus servicios y asesoramiento tecnológicos, seguidos de los proyectos de I+D propios o contratados (33,9%).

En este sentido, el IAT trabaja para pymes de base tecnológicas dentro de sectores tan diversos como la agroalimentación, el turismo, la energía o la mecánica, "que tienen gran experiencia en la materia pero no en la gestión", y a las que asesoran durante sus tres primeros años de vida.

A este respecto, José Luis Calvo reseñó que la innovación puede ser el sector líder, a lo que el centro tecnológico trata de contribuir para el desarrollo del tejido industrial. Para ello, el IAT tiene como misión impulsar proyectos de empresas que aporten valor en el entorno local y que se sustenten "sobre base realista, no voluntarista".

Según Calvo, "la economía de futuro va a ser diferente de la tradicional, aunque tomaremos las claves del pasado para mejorar en el presente, ya que tenemos los instrumentos para salir reforzados de esto".

  • 1