Local

El Ibex esquiva el rojo (+0,26%) y avanza un 6,2% en la semana

La prima de riesgo serela en los 411 puntos

el 07 sep 2012 / 17:31 h.

TAGS:

El Ibex 35 ha logrado mantener la racha alcista y se ha anotado la sexta subida consecutiva tras repuntar un 0,26% al cierre de mercado, lo que le ha servido para revalorizarse un 6,2% en la semana gracias al impulso de este jueves motivado por las medidas del BCE para atajar la crisis de deuda. La prima de riesgo española se relajaba y se situaba en los 411 puntos básicos.

La mayoría de 'pesos pesados' se decantó hoy por las ganancias. Iberdrola sumó un 2,92% y Telefónica avanzó un 1,82%. La gran banca también acercó su repunte al 2%, con Santander ganando un 1,71% y BBVA, un 1,88%.

Sin embargo, el Ibex se desinfló ante las caídas del 0,76% en Repsol y sobre todo la protagonizada por los títulos de Inditex (-6,74%). La compañía textil lideró los recortes de la jornada y cerró en 89,13 euros, a pesar de que en las primeras horas su cotización superó los 96 euros.

El Ibex, que marcó los 7.882 puntos, también se vio lastrado por Sabadell (-4,54%) y DIA (-2,31%). Los mayores ascensos se los anotaron Gas Natural (+8,08%) y Arcelormittal (+4,38%).

El parqué madrileño se mostró dubitativo al igual que las principales plazas de Europa, pues ninguna se anotó ganancias superiores al 1%. De hecho, Francfort sumó un 0,66%, la mayor subida. Londres ganó un 0,3% y París, un 0,26%.

LOS 8.000 PUNTOS, UN ESPEJISMO.

Así pues, el parqué madrileño cerró la semana con unas ganancias del 6,2%, aunque no logró reconquistar los 8.000 enteros, cota que llegó a superar a lo largo de la sesión. Gas Natural sumó un 17,28% en las últimas cinco sesiones y lideró los avances.

BBVA ganó un 7,20% en la semana y Santander, un 7,28%. Telefónica avanzó un 11,4%, mientras Sabadell perdió un 6,83% y se erigió como el valor que más se dejó en la semana. Le siguió BME, que cedió un 4,47% justo cuando el Ministerio de Hacienda reconoce que busca fórmulas para implantar una tasa a las transacciones financieras.

"A medio plazo en Europa el escenario es mucho más halagüeño, porque la seguridad de que el BCE puede corregir las distorsiones en los mercados de deuda de manera ilimitada ofrecerá tranquilidad a los mercados y dará un balón de oxígeno a los países con problemas", explicó el analista de XTB Daniel Alvarez.

  • 1