Economía

El Ibex se desploma un 5,16 tras la decepcionante comparecencia de Draghi

El interés del bono español se sitúa cerca del 7%

el 02 ago 2012 / 14:06 h.

El Ibex 35 se ha anotado su segundo mayor recorte del año tras desplomarse un 5,16% al cierre de mercado, hasta retroceder a los 6.373 puntos, en una jornada marcada por la decepción de los mercados ante las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi. La prima de riesgo española llegaba a tocar los 600 puntos básicos.

Los bancos cotizados focalizaron el castigo de los inversores, con Santander desplomándose un 6,69% y BBVA perdiendo un 6,42%. Popular se dejó un 7,91%, Sabadell perdió un 7,53% y Bankinter cedió un 5,49%.

Eso sí, Bankia logró desmarcarse y lideró los avances con una subida del 4,70%. Le siguieron Técnicas Reunidas (+2,61%) y Endesa (+1,79%).

Pese al desplome generalizado en la banca, los mayores recortes los protagonizaron los títulos de Sacyr, que se desplomó un 8,96%, Arcelormittal (-8,90%) y FCC (-8,64%). Inditex se dejó un 2,1%.

El Ibex se situó a la cabeza de las pérdidas entre las principales plazas de Europa, todas ellas en rojo después del 'jarro' de agua fría de Draghi. Milán compartió con España el farolillo rojo, al ceder un 4,6% el mismo día en el que el primer ministro de Italia, Mario Monti, se reunía con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

El IBEX, LIDER DE LAS CAIDAS EN EUROPA.

París perdió un 2,3% y Francfort, un 2,2%, en tanto que Londres redujo sus pérdidas al 0,77%. Al otro lado del Atlántico, Wall Street iniciaba la sesión con pérdidas cercanas al 1%.

La falta de concreción de Draghi llevó a la rentabilidad del bono español a 10 años a superar nuevamente la barrera psicológica del 7%. Mientras, el euro seguía cediendo posiciones frente al dólar, y en una jornada que se antojaba decisiva para la moneda única el intercambio se fijaba en 1,2149 'billetes verdes'.

DRAGHI NO CUMPLE EXPECTATIVAS.

Los analistas consultados por Europa Press consideraron que el mercado reaccionó de forma "esperada" ante la "decepción" del BCE, más aún cuando se habían generado grandes expectativas sobre la intervención en el mercado de deuda pública.

En ese sentido, la analista de Selfbank Victoria Torre enfatizó que si el presidente del BCE no hubiese anunciado que haría todo lo que estuviese en su mano para salvar el euro, "el mercado incluso habría reaccionado bien, porque ha dicho que estudia medidas no convencionales para relajar los diferenciales de deuda".

"Lo que ha ocurrido es que el supervisor europeo no ha querido tomar cartas en el asunto", afirmó por su parte la analista de Renta 4 Nuria Alvarez.


  • 1