Local

El incierto estreno de la línea 1 de Metro

A ésta tampoco es. La línea 1 del Metro no podrá inaugurarse el 30 septiembre, como habían prometido las administraciones. Es el tercer plazo que incumplen la Junta y el Ayuntamiento. Ahora se habla de otoño e, incluso, de inicios de 2009 para su puesta en funcionamiento. Los vecinos y comerciantes están ya roncos de poner el grito en el cielo.

el 15 sep 2009 / 10:31 h.

TAGS:

A ésta tampoco es. La línea 1 del Metro no podrá inaugurarse el 30 septiembre, como habían prometido las administraciones. Es el tercer plazo que incumplen la Junta y el Ayuntamiento. Ahora se habla de otoño e, incluso, de inicios de 2009 para su puesta en funcionamiento. Los vecinos y comerciantes están ya roncos de poner el grito en el cielo.

Desde 1968 llevan los sevillanos esperando su Metro. Fue cuando se aprobó el Plan Decenal de Actuación que abría la puerta a la construcción de un suburbano. Si ya entonces se constataba lo insostenible de los transportes en superficie ahora, 40 años después, la necesidad de un Metro es imperiosa. Las calles levantadas, los malabares presupuestarios o la tuneladora ya han convencido a los ciudadanos de que esta vez va en serio, de que la línea 1 entre Ciudad Expo (Mairena del Aljarafe) y Montequinto es una realidad. El problema es saber para cuándo.

Fue en febrero de 2007 cuando la entonces consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Concepción Gutiérrez, anunció, tras reunirse con Aprocom (Federación Provincial de Comerciantes de Sevilla), que la línea 1 entraría en funcionamiento este 30 de septiembre, con dos excepciones en el recorrido: la estación de Puerta de Jerez y un tramo de la Avenida de Montequinto (un 10% del total), que se abrirían en la Semana Santa de 2009.

Sin embargo, Ayuntamiento y Junta han tenido que rectificar y darse un plazo mayor, otoño de 2008. Una horquilla tan amplia que abarca del 21 de septiembre al 22 de diciembre. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha afirmado que se puede llegar al arranque de 2009 sin Metro, a lo que el delegado de la Junta en Sevilla, Demetrio Pérez, le contestó que "hay que cumplir el reto" y llegar en otoño. Una vez que se presente la línea, el Metro debe pasar un periodo de prueba de entre dos y cuatro meses (el Metrocentro estuvo seis). Lo previsible es que el gran acto público de presentación sí se lleve a cabo en la próxima estación. Otra cosa es cuándo comenzarán los sevillanos a poder picar billete.

¿A qué se debe el nuevo retraso? A las complicaciones técnicas y el refuerzo en prevención de accidentes que ya ha causado los retrasos anteriores se suma ahora que se están "afinando" la seguridad de las estaciones, incorporando por ejemplo un sistema en las puertas de los andenes que evitan la caída de los pasajeros. Obras públicas insiste en que "en una obra que lleva cinco años no hay que preocuparse de afinar si se inaugurará en octubre o en noviembre, sino que interesa afinar que tenga seguridad".

No piensan así los vecinos y los comerciantes de las zonas por las que transcurre el metropolitano. Tomás González, vicepresidente de Aprocom, denuncia que "se está jugando con los intereses de muchas familias y empleados". "No sabemos cómo vamos a planificar la Navidad y cualquier retraso es una pérdida de clientes con los que ya contábamos", añade.

Avala sus palabras Enrique Arias, presidente de los comerciantes del Centro, quien recuerda que, a más retraso, mayor será la indemnización que solicitarán en el procedimiento judicial que el sector mantiene contra las administraciones, a las que acusa de "retrasos injustificados" y de "dejación de funciones" para acometer una infraestructura "esencial para una ciudad moderna". "Ahora hay que ver si cumplen los plazos de las líneas 2, 3 y 4, que en septiembre deben estar licitados", recuerda.

Las asociaciones vecinales se debaten entre la resignación de esperar "un mes más o un mes menos, que tanto da" (Intercomunidad de propietarios de Ciudad Expo), y la indignación de sentir "que nos están tomando el pelo y encima están concluyendo la obra rematadamente mal" (Asociación Torre del Oro de Los Remedios). Entidades de Nervión, como la de Jardines de la Buhaira, muestran su "absoluto desánimo" ante un proyecto "que va a ser real, pero que no arranca nunca". En Montequinto, su prioridad es aclarar si de verdad tendrán la línea completa en Semana Santa, porque nadie se lo detalla.

La radiografía. Al margen del debate y las críticas, los operarios siguen trabajando contrarreloj para acabar la línea. Actualmente ya se ha colocado el 72% de las vías (25.000 metros lineales de un total de 35.000 del trazado de primera puesta en servicio). Las estaciones, que prometen ser ejemplo de modernidad y seguridad para el pasajero, están al 80% de su ejecución, los trenes que harán el trayecto ya se encuentran en Sevilla y se han hecho pruebas de carga sobre los viaductos en los que circula en superficie, como el de la SE-30 hacia la Universidad Pablo de Olavide. La electrificación, postes y catenarias está casi finalizada y las obras ahora ocupan apenas el 10% del viario público ocupado durante la fase en la que los trabajos tuvieron una mayor extensión, en 2005.

  • 1