Local

El increíble libro de cartón

Todo en calma. Son casi las 03.00 horas, qué calor. No hay ni un alma en la calle, sólo el sonido de los ventiladores.

el 23 abr 2011 / 20:05 h.

TAGS:

Iván Vergara, con sus libros de cartón.

Iván Vergara tiene entre sus manos un libro de cartón. Lo sostiene entre sus manos con orgullo en los ojos, como cualquier padre que muestra su hijo a los amigos. Este es uno de los ejemplares que han salido de Ultramarina, su editorial sevillana, aunque él es de México.

De cartón, así son las portadas de estos libros, ilustradas a mano cada una de ellas de forma distinta. Objetos de coleccionistas con alma propia, dice Iván. Un acabado individual a cada uno de los cien ejemplares de los que consta la edición de cada título; es lo que buscan desde esta editorial, ofrecer algo exclusivo y de calidad. Pero no solo la portada es diferente; nada más abrir uno de sus ejemplares se puede ver que no se trata de un poemario normal. No hay solo letras, cada una de sus páginas se trata de una obra de arte, donde el texto se entremezcla con ilustraciones especialmente realizadas para ir de la mano del contenido literario.

Como cada uno de estos libros, el propio Iván tiene una historia curiosa y única, una que le hace sentirse sevillano de México. Hace cinco años que vive en la capital andaluza, tiempo más que suficiente para amar a la ciudad. "La amo porque no rechazó la oscuridad que era en aquellos días, me aceptó, nos aceptamos mutuamente", esa es la explicación de Iván para esta historia de amor. Comenzar una nueva vida en una ciudad desconocida es complicado, pero, ¿imagina hacerlo además en otro país? No es fácil. Llegó atraído por la posibilidad de jugar al fútbol americano en los Linces de Sevilla, pero las lesiones que arrastraba no le dejaron jugar como pretendía, además encontró un factor que no consideró al principio: el hambre.

Ahora cuenta esto entre risas, mientras ojea Como nieve en Sevilla, de Daniel Macías uno de los cuatro títulos que tiene Ultramarina en la calle. Pero no siempre fue así, también hubo tiempo para las lágrimas. La falta de trabajo le impedía regular su estado en España, pero no estar de forma legal le impedía encontrar trabajo. Estando sólo y sin dinero el hambre asomó a su puerta como nunca lo había hecho en su vida. "Días de lectura hasta que el sol desaparecía y me daba por salir a correr por la ciudad a lo largo del río Guadalquivir, los compaginaba con una intensa vida nocturna, sí, no tenía dinero pero me iba a meter a cualquier antro solamente para no estar solo", porque no son pocos los sevillanos que acuden a un bar porque allí encuentra buena compañía para pasar un rato agradable. ¿Por qué no lo iba a hacer un mexicano?

Estar tanto tiempo en la calle para olvidar su complicada situación le dio la oportunidad de conocer a mucha gente, algunos de ellos se convirtieron en los primeros amigos que tuvo en la ciudad. Además contactó con diversos amantes de la poesía y empezó a involucrarse en eventos culturales alrededor de este mundo, sobre todo el Recital Chilango Andaluz, que durante cinco años ha compaginado recitales conjuntos en México y España. Sin todo aquello, no hubiera llegado a poner en marcha la editorial.

No tener dinero para comprar libros en esos años le ha hecho defender la idea de que la cultura es libre, por ello uno de los pilares de su editorial es que todo el mundo puede tener acceso gratis a sus contenidos. Para ello han ideado un sistema novedoso en el mundo de la literatura: todo usuario puede descargarse desde su página web cualquiera de los títulos ultramarinos, en versión simple y con publicidad incrustada, recordando a la formula que Spotify utiliza para la música.

Aquellos que quieran pueden comprar la versión física del libro. El mundo digital se mezcla con los libros cartoneros, que se pueden encontrar en diversas librerías sevillanas, entre ellas en Un Gato en Bicicleta, cuyo propietario, Jesús Barrera, vende los ejemplares de Ultramarina en un stand hecho de cartón. La pregunta que más le hacen los clientes es si son agendas, ya que su aspecto llama mucho la atención. Entonces toca explicar "Caballero, el libro que tiene en la mano es un poemario ilustrado, en el que han intervenido tres artistas, el poeta, el ilustrador de las páginas interiores y el creador de la portada" Así explica Jesús lo que son estos libros. Mucho trabajo e ilusión para que estos libros lleguen a las librerías y a Internet.

¿Y usted adónde va joven?, le preguntó a Iván un policía mexicano en el aeropuerto hace seis años. A España, le respondió. El agente lo miró serio y le dijo: Vaya a demostrarles lo que somos los mexicanos". Ahora, gracias a sus libros, Iván le podría mirar con orgullo a los ojos y decirle que lo está consiguiendo.

  • 1