Local

El INEM retira el subsidio de desempleo a los prejubilados de Mercasevilla afectados por la última sentencia

El fallo no es firme y declara que los contratos de préstamo de la  sociedad mixta deben ser computados como rentas incompatibles.

el 13 sep 2011 / 12:26 h.

TAGS:

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), antaño Instituto  Nacional de Empleo (INEM), ha notificado durante el mes de agosto la  retirada del subsidio de desempleo a los 16 prejubilados del mercado  central de abastos hispalense, Mercasevilla, afectados por la  sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número cuatro sobre los  contratos de préstamo de los que goza este colectivo para percibir  sus nóminas. Estos contratos de préstamo, librados por Mercasevilla  al haberse desligado la Consejería de Empleo de la financiación del  expediente de regulación de empleo (ERE) mediante el que fueron  consumadas estas prejubilaciones, son "rentas" incompatibles con el  subsidio de desempleo según la mencionada sentencia, fallada en favor  de los intereses del antiguo INEM.

El presidente del comité de empresa de Mercasevilla, Rafael  Domínguez (CCOO), ha informado a Europa Press de que, progresivamente  y a lo largo del pasado mes, el antiguo INEM ha ido notificando la  retirada del subsidio de desempleo a cada uno de los 16 prejubilados  del ERE promovido en 2007 por el mercado central afectados por esta  sentencia. El comité de empresa, de su lado, ha formulado un anuncio  de recurso contra dicho fallo. Domínguez ha informado, además, de que  en función de este fallo y la retirada del subsidio de desempleo, la  Seguridad Social está "renegociando" con los afectados el "convenio  especial" al que estaban adheridos, lo que se traduce en la  "duplicación" de la cuota correspondiente a dicho convenio.

EL INEM Y LOS PREJUBILADOS. EL ERE DE 2007

Como se había informado, el INEM había computado finalmente como  "ingresos de renta" los contratos de préstamo librados por  Mercasevilla en favor del colectivo de prejubilados del ERE de 2007,  para cubrir las cuantías que habrían de percibir merced a sus  prejubilaciones. Y es que la negativa de la Consejería de Empleo a  participar en la financiación del procedimiento mantiene paralizados  estos pagos.  

A tal efecto, el INEM reclamaba mediante una demanda las cuantías  percibidas por 18 de estos prejubilados en concepto de subsidio de  desempleo, aunque finalmente retiró su demanda sobre dos de estos  prejubilados. La vista oral correspondiente a esta demanda, de hecho,  fue celebrada el pasado 24 de junio, cuando la representación  jurídica de estos extrabajadores de Mercasevilla defendió que el ERE  de 2007 nació como una "continuación" del expediente de regulación de  empleo de 2003. El procedimiento de 2003, cabe precisarlo, apuntaba a  la Ley 45/2002 de reforma del sistema de protección por desempleo,  que no computaba como rentas incompatibles con el subsidio de  desempleo las indemnizaciones correspondientes a expedientes de  regulación de empleo "ni las prestaciones públicas derivadas de dicho  expediente".

SENTENCIA A FAVOR DEL INEM

Pero según una sentencia emitida el 26 de julio por el Juzgado de  lo social número cuatro y recogida por Europa Press, la demanda del  INEM fue "estimada" y la citada instancia judicial ordenaba "dejar  sin efecto las resoluciones por las que se aprobaba la prestación por  desempleo a nivel asistencial", para cada uno de los 16 prejubilados  demandados.  

Y es que, según argumenta el juzgado en esta sentencia, las  cuantías percibidas por estos prejubilados gracias a los contratos de  préstamo se atienen al artículo 215 de la Ley General de la Seguridad  Social, que califica como renta computable "cualquier bien, derecho o  rendimiento derivado del trabajo" y que somete la prestación por  desempleo a nivel asistencial a la carencia de rentas superiores al  75 por ciento del salario mínimo interprofesional. "Estas cantidades  abonadas deben ser consideradas como rentas y debe prosperar la  demanda", zanja la sentencia.

EL ERE DE 2007

En concreto, el expediente de regulación de empleo impulsado en  2007 por el mercado central de abastos de Sevilla, cuyo coste se  eleva a 9.046.976,95 euros, fue aprovechado por aproximadamente 40  empleados para acceder a la prejubilación. No obstante, sus  indemnizaciones han quedado en el aire al desligarse la Consejería de  Empleo de la financiación de este procedimiento actualmente sometido  a investigación. Para ser más precisos, la investigación del ERE de  2007 está incluida en las diligencias relativas al posible delito  societario perpetrado, siempre supuestamente, por los exdirectivos de  Mercasevilla Fernando Mellet y Daniel Ponce, imputados tanto en estas  actuaciones como en el presunto intento de cobro de comisiones  ilegales y las posibles irregularidades de la enajenación de los  suelos del mercado.

Y es que aunque el por entonces director general de Trabajo y  Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero,  había firmado entre 2007 y 2008 varios documentos mostrando la  "conformidad" de la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social  en cuanto al libramiento de fondos para las prejubilaciones de varios  trabajadores de Mercasevilla acogidos al ERE de 2007, el vigente  director general de Trabajo y Seguridad Social, Daniel Rivera,  advierte en un documento oficial de que estos actos firmados por  Guerrero, fueron "meros actos de comunicación huérfanos del sustento  de cualquier resolución o convenio".

  • 1