Local

El informe

Recientemente el gobernador del Banco de España ha presentado el Informe Anual de la economía española ante el Consejo de Gobierno de la entidad. Y ha causado un gran impacto su discurso de presentación, ciertamente no coincidente en su contenido con las tesis del Gobierno de España.

el 15 sep 2009 / 08:43 h.

Recientemente el gobernador del Banco de España ha presentado el Informe Anual de la economía española ante el Consejo de Gobierno de la entidad. Y ha causado un gran impacto su discurso de presentación, ciertamente no coincidente en su contenido con las tesis del Gobierno de España.

El mensaje principal del informe no es otro que el de poner de manifiesto la necesidad de enfrentarnos a reformas económicas de fondo (estructurales), no sólo coyunturales, que permitan redistribuir los costes de la crisis. Se trata, por tanto, de una apuesta eminentemente reformista que propugna trabajar conjuntamente en el logro de la estabilidad macroeconómica y en la adopción de medidas que mejoren el grado de competencia, la movilidad de los factores de producción y la flexibilidad de los mecanismos de fijación de costes y precios, y que recomienda huir de los enfoques cortoplacistas que pueden retrasar los ajustes necesarios o que incluso pueden llegar a ser contraproducentes en la búsqueda de los equilibrios perdidos.

Considera que la acción de las políticas de demanda de signo expansivo son ciertamente limitadas. Por el contrario, el lado de las políticas de oferta (costes-precios, productividad-competitividad, desregulación-liberalización, mercado de trabajo...) conforman el recetario de política económica necesario para establecer los cambios en el modelo de crecimiento de la economía española. Y ello sin olvidarnos del necesario ajuste de los sectores productivos con el de la intermediación como sector prioritario, dado su comportamiento inflacionario permanente.

Para nosotros es un acierto que el Banco de España, desde su privilegiada posición, haya realizado un diagnóstico más estructural que coyuntural, buscando sentar nuevas bases para conseguir el objetivo común de aumentar el crecimiento a largo plazo de nuestra economía, corregir las tensiones inflacionistas existentes y distribuir de forma razonable los costes de la crisis. En definitiva, enfrentarnos a los preocupantes desequilibrios existentes con reformas económicas de grueso calado.

Colectivo de profesionales andaluces

vicenteplural@hotmail.es

  • 1