Local

El inmigrante islámico valora de España su libertad y su sanidad

Libertad y sanidad, éstos son los valores que los inmigrantes musulmanes asentados en España más valoran de nuestro país, donde se sienten a gusto: un 83% se declara totalmente o bastante adaptado a nuestro estilo de vida, y el 82% dice que se puede ser buen musulmán y buen español.

el 14 sep 2009 / 21:23 h.

TAGS:

Libertad y sanidad, éstos son los valores que los inmigrantes musulmanes asentados en España más valoran de nuestro país, donde se sienten a gusto: un 83% se declara totalmente o bastante adaptado a nuestro estilo de vida, y el 82% dice que se puede ser buen musulmán y buen español.

Éstas son algunas de las conclusiones de un estudio realizado para los ministerios de Justicia, Interior y Asuntos Sociales sobre la integración de este colectivo, el más numeroso, realizado a través de una encuesta a 2.000 inmigrantes musulmanes que viven en nuestro país, la mayoría procedentes de Marruecos (57%), Senegal (12%), Pakistán (11%) y Argelia (5%).

El informe, realizado por Metroscopia, detalla que tres de cada cuatro entrevistados muestran su satisfacción por haber cumplido con sus expectativas, el 83% dice sentirse totalmente o bastante adaptado a la vida y a las costumbres españolas y un porcentaje algo superior declara no encontrar obstáculos para practicar su religión. Respecto al grado de confianza en las instituciones, otorgan la mayor puntuación a las ONG, con un 7, seguido de la Corona (6,9) y el Parlamento (6,3).

Integración.

Estos resultados, según el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, describen "una colectividad bien integrada y satisfecha" con el trato que reciben y que se siente libre para practicar su religión. No obstante, ha señalado que el Gobierno está muy atento ante cualquier fenómeno extremista que -opina- hay que "corregir de manera tajante" con la ley.

La encuesta destaca que el colectivo entiende y practica un islam tolerante y abierto, y que el 82% asegura compatible ser buen musulmán y español. Por su parte, un 64% afirma que no existe rechazo y recelo respecto a la religión musulmana en la sociedad española. Esta apreciación contrasta con la actitud de rechazo de los españoles hacia los inmigrantes, especialmente a los de nacionalidad marroquí, que según el CIS se ha multiplicado por cuatro en los últimos cuatro años y que en el caso de las manifestaciones de racismo pone en relación árabe-musulmán-terrorista. Por ello, la secretaria de Estado de Emigración e Inmigración, Consuelo Rumí, apostó por trabajar para combatir cualquier riesgo o conflicto que pueda surgir en torno al fenómeno migratorio.

  • 1