Deportes

El instinto de supervivencia, el nuevo plan de Víctor Muñoz

El técnico del Getafe, Víctor Muñoz, es un tipo peculiar. El aragonés, fiel a su espíritu de supervivencia, ha sido capaz de evitar su despido en una entidad modesta cuya viabilidad depende de su salvación en Primera División, una categoría en la que se ha consolidado gracias a su mecenas y presidente, Ángel Torres.

el 16 sep 2009 / 01:12 h.

El técnico del Getafe, Víctor Muñoz, es un tipo peculiar. El aragonés, fiel a su espíritu de supervivencia, ha sido capaz de evitar su despido en una entidad modesta cuya viabilidad depende de su salvación en Primera División, una categoría en la que se ha consolidado gracias a su mecenas y presidente, Ángel Torres.

Getafe es uno de los enclaves más industrializados de Madrid Sur y un prolijo nido de canteranos con destino a Chamartín. Su espiral de crecimiento ha propiciado, sin embargo, la consolidación de una entidad que busca un plan de viabilidad con la continuidad en Primera. El Getafe que dirige el aragonés Víctor Muñoz prosigue luchando por eludir el descenso a Segunda gracias a la factura de Soldado, autor de 10 dianas, y a la versatilidad de un sistema -4-4-2 en rombo- en el que Granero es el cerebro ejecutor.

Víctor Muñoz ha ensayado un nuevo engranaje defensivo para asumir con garantías la fase más exigente del calendario, en la que los inquilinos del Coliseum Alfonso Pérez deberán cumplir con éxito ante Sevilla, Barcelona, Real Madrid y Villarreal. Desde el estreno de la Liga, el técnico azulino ha repetido el 4-4-2 en rombo. El aragonés es fiel a sus ideas y, pese a su pizarra equilibrada, no ha sido capaz de confirmar la espiral de avance que selló la entidad con Bernd Schuster y Michael Laudrup en el banquillo.

En la línea de meta, y tras concretarse el traspaso del argentino Abbondanzieri a las filas de Boca Juniors, el ex numantino Jacobo, cedido por el Valladolid, ha asumido el protagonismo total. La línea defensiva es uno de los pilares del sistema azulino. En el lateral diestro, Contra ha ejercido de titular con asiduidad, mientras que Cata Díaz y Mario, con la alternativa de Belenguer, suelen figurar de centrales. Una de las sorpresas del actual ejercicio ha sido el argentino Licht, titular indiscutible y que ha propiciado que la participación de Signorino, fichado del Nantes en 2007 a base de talonario, haya sido testimonial.

Con un 4-4-2 en rombo, el incombustible Granero ejerce de referencia en el flanco ofensivo diestro, mientras que Gavilán, puro talento y velocidad, figura en la banda siniestra. Polanski y el ex sevillista Casquero son los motores de la zona medular.

pólvora. En la definición, y con Soldado de referente gracias a sus 10 dianas en Liga, la posición de segundo punta suele ser para el nigeriano Uche. Sin embargo, el canterano Rafa ha ido asumiendo un rol secundario con el tiempo.

  • 1