martes, 20 agosto 2019
20:33
, última actualización
Local

El Instituto de San Jerónimo lleva más de un año sin cuadro de luz propio

14 meses después de su apertura, el instituto San Jerónimo carece de luz propia. Para ello tiene que pinchar la electricidad del suministro de energía que usaban los albañiles de la obra del edificio.

el 15 sep 2009 / 18:10 h.

TAGS:

14 meses después de su apertura, el instituto San Jerónimo carece de luz propia. Para ello tiene que pinchar la electricidad del suministro de energía que usaban los albañiles de la obra del edificio. Sufren unos seis cortes diarios de luz y cada vez que pasa se quedan aislados. No les funcionan ni los teléfonos.

Así es el día a día en el instituto de Secundaria y Bachillerato San Jerónimo desde que los 500 alumnos del centro comenzaran a ocupar las aulas el curso pasado, en septiembre. Precisamente, "ocupar" es el verbo más repetido por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del instituto cuando describen la situación que viven sus hijos.

"Nos han ofrecido un edificio para que nuestros hijos estudien y resulta que están como los okupas: ilegalmente", manifiesta Manuel Aguirrezábal, vicepresidente del AMPA. Y es que, según les comentó Sevillana Endesa, el centro lleva sin luz desde que se abrió porque no cuenta con la célula de habitabilidad, que aún tiene que conceder la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla. Esta situación hace que estén ocupando el edificio sin ningún permiso y así no se les pueden activar los contadores de luz.

De esta circunstancia se enteraron los padres el jueves pasado, cuando un grupo de madres preguntó a Sevillana por el problema del suministro de luz del centro. El hecho de que se personasen allí provocó que desde la Delegación de Educación en Sevilla se telefonease de inmediato al director del instituto cuestionándole por qué las madres habían ido a preguntar por el asunto a la eléctrica, si ese tema no era "competencia" de las madres, que "tenían que estar en sus casas", según relatan a este periódico los padres afectados.

Desde la Gerencia se hicieron los correspondientes informes previos para habitar el edificio, pero uno de ellos recogía que el sistema técnico de protección contra incendios no reunía los requisitos necesarios para otorgar la célula de habitabilidad. Se trata de una incidencia que tiene que arreglar una empresa subcontratada por la Delegación de Educación. De hecho, fuentes de la Administración educativa aseguran que el problema ya está resuelto, pero los padres y la dirección del centro dicen que nadie se ha personado para arreglar dicho sistema. Por cierto, la instalación colocada para activarse en caso de incendio "cuenta con más de veinte años", según ha podido saber el AMPA del centro.

Los cortes de luz dejan incomunicado al centro pues se queda sin red telefónica e internet -también sin agua porque las bombas no funcionan-, lo que provoca que el director tenga salir y darle a un interruptor del cuadro eléctrico del jardín de entrada, que sirvió para hacer la obra del edificio. "Una auténtica chapuza porque se arriesga a que le dé una descarga eléctrica. Y al final los más perjudicados son nuestros hijos", según las madres.

Los alumnos del módulo de Informática se ven obligados a dar sólo teoría, al no funcionar los ordenadores. Ya hay siete quemados porque la intensidad del cuadro de la obra carece de potencia suficiente para mantenerlos todos encendidos.

  • 1