jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

El intento de suicidio de Miguel remarca la versión de la violación

La acusación cree que se produjo porque había contado la verdad: que violaron y mataron a Marta.Miguel intentó acabar con su vida se produjo tras cambiar su estado emocional, ya que pasó del "autocontrol" a una situación "ansiosa".

el 07 feb 2011 / 11:16 h.

TAGS:

La novena sesión del juicio del Cuco volvió a plantear ayer las dudas sobre las diferentes versiones de Miguel Carcaño, el asesino confeso de Marta del Castillo, y, en especial, la de la violación, ya que es en la que implica directamente al menor en el crimen. Ayer, declaró la psicóloga de la prisión de Morón que atendió a Miguel tras su intento de suicidio, el 26 de marzo de 2009, diez días después de confesar la agresión sexual. Ella aseguró que no fue un teatro, sino "real", lo que ha sido interpretado por las acusaciones y la defensa de forma muy distinta.

Para la familia de Marta, este intento de suicidio da más fuerza a esta versión, la que implica al Cuco por asesinato y violación, ya que según la psicóloga después de relatar estos hechos el estado anímico de Miguel "cambió". Se volvió "ansioso" y estaba "muy alterado", lo que contrastaba con el "autocontrol" que hasta entonces había demostrado. De ahí, que la psicóloga crea que el intento de acabar con su vida "sea real". Para la letrada de los padres de la joven, Inmaculada Torres, este cambio anímico se debe a que "se siente tan mal que no puede con esa verdad".

Sin embargo, el abogado del Cuco, Fernando de Pablo, supone todo lo contrario: "A lo mejor intenta suicidarse porque ha dicho una mentira muy grande". Para la defensa del menor, el intento de suicidio "nunca ha sido creíble" y no es más que una forma "de llamar la atención". Es más, también restó importancia a la declaración del preso de confianza de Carcaño en ese tiempo, quien dijo ayer que escuchó sonidos guturales y que cuando entró en el servicio lo vio colgado. "Si estás rodeado de personas de confianza y haces ruidos tienes garantizado que te van a coger, es como el que se toma pastillas y llama para decir que se las ha tomado". Además, dijo que el intento de suicidio "no aporta nada a la causa", a lo que añadió con ironía "por mí como si hubiera llegado hasta el final".

Según contó este interno, que declaró por videoconferencia, Carcaño aprovechó la hora de la cena para ir al baño, momento en el que se colgó usando el cordón de un chandal que le había quitado a otro recluso. Al escuchar los ruidos acudió, precisando la ayuda de un funcionario para descolgarlo. Miguel había dejado una carta para su abogada, Paloma Pérez, que fue entregada al juez instructor, en la que volvía a insistir en que él y el Cuco violaron y mataron a Marta, tras lo que se deshicieron de su cuerpo en un contenedor cercano.

En la jornada de ayer, también declaró la jefa de Miguel, quien dijo que el 25 de enero acudió al trabajo a las cinco de la mañana y le puso una excusa para marcharse, tras lo que después volvió a incorporarse a su puesto de trabajo. Fue a esa hora, cuando la madre de la mejor amiga de Marta pudo localizarlo y hablar con él en el piso de León XIII.

Sobre la vivienda, otro testigo corroboró ayer que a la mañana siguiente del crimen estaba "muy limpia". Así, lo explicó un compañero de María García, la novia del hermano de Carcaño, que al día siguiente fue al piso para estudiar. El chico dijo que, aunque era la primera vez que iba, le llamó la atención el olor a limpieza, a lo que añadió que las ventanas estaban abiertas y que María no las cerró, hasta que no insistió varias veces "porque hacía mucho frío".

También declaró el compañero del bar donde trabajaba Javier Delgado, hermano de Miguel, quien explicó que esa noche Javier cobró una consumición a la 1.30 horas y hasta dos horas después no cobró ninguna más. Además, destacó que le llamó la atención que la caja que hizo esa noche era menor que la de otros sábados. Por último, también declaró el chófer de Casal que la noche del 24 de enero de 2009 cubría la ruta entre Montequinto y Sevilla, quien no pudo precisar si Samuel Benítez tomó el autobús.

El juicio se reanuda mañana con la declaración de los peritos que recogieron el ADN del Cuco mezclado con el de Marta.


  • 1