Local

El interventor censuró el premio a la Policía por hacer su trabajo

el 11 dic 2012 / 21:55 h.

TAGS:

El plan de productividad que prevé destinar casi 600.000 euros a premiar la labor de la Policía Local se aprobó tras un informe del interventor que plantea numerosas objeciones, como que se pague un plus a los agentes por realizar trabajos "inherentes al cuerpo de la Policía Local" o que el programa se acordase a posteriori, cuando "los programas de productividad deben aprobarse por el órgano competente con carácter previo a la realización de los trabajos". El informe también recuerda que las medidas de austeridad dictadas por el Gobierno central a lo largo de 2012 impiden cualquier incremento salarial, y plantea que las decisiones que contravengan estas medidas podrían impugnarse por contradecir normas de rango superior.

Así lo expuso el interventor general del Ayuntamiento, José Miguel Braojos, en un informe que obligó a paralizar la semana pasada la aprobación de este plan de productividad, que fue ratificado finalmente en una junta de gobierno extraordinaria celebrada el lunes. El informe concluye formulando "reparo" a la propuesta del área de Seguridad y Movilidad. El programa de productividad fue la fórmula elegida por el Gobierno municipal para abonar los 600.000 euros que se había comprometido a pagar a la Policía Local para compensar un recorte excesivo de sueldo que se realizó en 2010 y afectó a 1.073 agentes. Es la primera parte de una subida de sueldos, cuantificada en 2,9 millones de euros al año, que se completaría en 2013 y 2014 con una reclasificación del cuerpo y subsanaría el recorte realizado en 2010, en el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, las estrictas medidas de austeridad del Ejecutivo del PP de Mariano Rajoy, que prohibieron aumentar los gastos de personal, impidieron esta subida salarial.

La forma de cumplir la promesa que el alcalde hizo a la Policía Local fue la creación de un plan de productividad que, como objeta el interventor, no se establece para mejorar la labor policial en algún aspecto concreto, sino que premia a posteriori "la actividad habitual del funcionario".La primera pega es clara: los programas de productividad deben aprobarse antes de que los trabajadores encaren los servicios en los que se aplicarán, para marcar unos objetivos que, de alcanzarse, supondrán el pago de la compensación. En este caso, en cambio, "este acuerdo afecta a funciones ya realizadas".

El interventor recuerda en el segundo punto del informe que los trabajos descritos en el plan de productividad "son inherentes al cuerpo de la Policía Local", por lo que deben cubrirse con una distribución normal de los agentes, no con programas de productividad, que implican horas extras. El punto no considera que se esté pagando como productividad "una especial intensidad en el trabajo" sino "la actividad habitual" del funcionario. Refuerza esta idea el que la cantidad se divida por igual entre todos los policías, cuando la productividad debe valorarse "en función de circunstancias objetivas relacionadas con el puesto de trabajo y el desempeño del mismo", y con el grado de participación en la consecución de los objetivos fijados".

El informe también recrimina que la partida destinada a pagar esos 600.000 euros sólo contenía 584.749, aunque este aspecto sí fue subsanado por el Consistorio ajustando el pago a esa cifra.

Por último, el texto señala que un decreto de 2010 obligó a recortar el dinero destinado a productividad en un 5%, medida reforzada por dos decretos de 2012, ya con el PP en el Gobierno. Y en su punto final insiste en que esta cifra "no experimentará ningún incremento, en términos anuales" respecto a diciembre de 2011, recordando que la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas indicó expresamente en una circular que cualquier medida que se tome para tratar de incumplir esta medida de austeridad "podrá ser objeto de impugnación".

  • 1