Local

El interventor declara que el Ayuntamiento aprobó ayudas a DeSevilla pese a sus "reparos"

Testifica que la junta local de gobierno aprobó el expediente 98/08 "por unanimidad y directamente" pese a las "discrepancias" planteadas.

el 06 feb 2014 / 17:36 h.

TAGS:

El interventor del Ayuntamiento hispalense, José Miguel Braojos,  ha testificado este jueves ante el Juzgado de Instrucción número 15,  a cuenta de la denuncia relativa a la gestión de la extinta Fundación  para la Formación, Innovación y Cooperación, conocida como la  'Fundación DeSevilla'. Según Braojos, la junta local de gobierno  constituida por PSOE e IU-CA en el anterior mandato aprobó  "directamente" el expediente de subvención 98/08 "a sabiendas" de las  "discrepancias" que él mismo manifestó en cuanto a aspectos como la  ausencia de justificación en el caso de ayudas anteriores también  concedidas a la fundación. Fue en noviembre de 2012, como se recordará, cuando el patronato  de esta fundación ya extinguida formulaba una denuncia por presuntos  delitos societarios, de apropiación indebida, malversación de  caudales públicos, falsedad en documento público, fraude en  subvenciones, delitos contra la hacienda pública e infidelidad en la  custodia de documentos. Los hechos denunciados se encuadran en la  gestión de la fundación durante el mandato 2007/2011, cuando IU-CA  dirigía esta institución. La denuncia avisaba del "crecimiento desmesurado" de  contrataciones en favor de miembros del Partido Comunista de  Andalucía (PCA), alertando de que los gestores de la fundación  destinaban las subvenciones a "otros fines de los propiamente  subvencionados" y "sin justificación". Media además un informe de la  Intervención General que señala que "la gestión de los programas  subvencionados ha dado lugar a gastos que no pueden ser objeto de las  subvenciones", insistiendo en una "desviación sustancial de los fines  de las subvenciones concedidas". La 'Fundación DeSevilla', de cualquier modo, cerró el año 2010 con  pérdidas superiores a los 1,5 millones de euros y sobre ella pesaba  ya entonces un "fondo de maniobra negativo" por valor de 1.133.914,2  euros, todo ello mientras la consultora 'Deloitte', contratada para  auditar las cuentas de la entidad, señalaba en un informe "distintas  irregularidades en la justificación de gastos". TORRIJOS IMPUTADO En la causa derivada de esta denuncia figuran como imputados  Miguel López Adán (IU-CA) como ex director general de este organismo,  Carlos Vázquez, secretario provincial del PCA y delegado no electo de  Economía y Empleo del Ayuntamiento hispalense durante el anterior  mandato, y el otrora primer teniente de alcalde y exconcejal de  Relaciones Institucionales, Antonio Rodrigo Torrijos. Pues bien, este jueves ha comparecido ante el juez, en calidad de  testigo, nada más y nada menos, que el interventor del Ayuntamiento  hispalense, José Miguel Braojos. Su comparecencia, según el acta  recogida por Europa Press, ha estado enfocada al expediente 98/08,  correspondiente a una subvención de 990.000 euros que el Ayuntamiento  concedió a la fundación para cooperación internacional y que habría  afectado especialmente a las cuentas de la fundación, porque fue  autorizada en 2008 y consumada en 2009 mediante anticipo, pero en  2011 se renunció a su totalidad. El caso es que José Miguel Braojos ha detallado que fue el  patronato de la fundación el que solicitó al área de Relaciones  Institucionales, dirigida por Antonio Rodrigo Torrijos, la mencionada  subvención y que, concedida la misma y elaborado el expediente, él  mismo como encargado de la Intervención General efectuó diversos  "reparos y observaciones" porque la fundación "no había justificado  el importe de otras subvenciones anteriores" y "no estaba al  corriente de pagos a la Seguridad Social, entre otros aspectos. No obstante, ha llamado a diferenciar entre "reparos a efectos de  ser aprobada o no la subvención y reparos que pueden ser  suspensivos", si bien "si existen ayudas anteriores no justificadas,  no se debía haber pagado nada como subvención en el expediente  98/08". "A SABIENDAS DE ESAS DISCREPANCIAS" "A sabiendas de esas discrepancias", como ha detallado Braojos, la  junta local de gobierno aprobó "por unanimidad y directamente" la  subvención, todo ello "sin corregir las discrepancias", lo que derivó  en la entrega a la fundación de 742.500 euros en concepto del 75 por  ciento del importe total de la subvención. No obstante, y tras varios  "aplazamientos para la ejecución de la subvención "conocidos por los  componentes de la junta de gobierno", la fundación renunció en 2011 a  la ayuda, extremo también aprobado por la junta de gobierno. En ese sentido, ha avisado de que el "expediente de reintegro"  destinado a recabar el dinero entregado a la fundación no fue  aprobado hasta la formación del siguiente gobierno municipal, toda  vez que los 742.500 euros en cuestión forman parte de "las cuantías  efectivamente entregadas a la fundación que no han sido reintegradas"  al Ayuntamiento pese a ser así preceptivo. "Los 742.500 euros del  expediente 98/08 no están justificados y por tanto no se sabe en  dónde se han gastado", ha declarado el interventor. Al respecto, ha abundado que "al momento de la renuncia" a la  subvención, "se aportaron facturas que a la vista del expediente no  iban a ser admitidas al ser fotocopias, facturas que no correspondían  a los fines y algunas de ellas estaban en árabe". Braojos, además, ha  manifestado que para los asuntos concernientes a la fundación, "se  entendía con López Adán, al que habitualmente acompañaba Torrijos". En cuanto a la idea de que 935.000 euros otorgados en concepto de  ayudas a la fundación fueron destinados "a fines distintos a los  concedidos", ha manifestado que ignora "el fin que se le dio al  dinero no justificado", toda vez que la fundación, según sus  palabras, "no estaba constituida" cuando en enero de 2005 él asumió  la Intervención General del Ayuntamiento, pero "había recibido ya  subvenciones con anterioridad a 2006".

  • 1