Cultura

El interventor detecta anomalías en contrataciones del ICAS

Alerta de la falta de justificación de un gasto de 13.068 euros por trabajos de asesoramiento fiscal, entre otros. El funcionario cuestiona facturas por iluminación, trabajos de carga y descarga y climatización en el Lope de Vega.

el 14 feb 2014 / 23:15 h.

El interventor cuestiona facturas de iluminación y climatización en el teatro Lope de Vega. / José Manuel Cabello El interventor cuestiona facturas de iluminación y climatización en el teatro Lope de Vega. / José Manuel Cabello Las contrataciones y gastos del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) están en cuestión. Y no porque lo digan los grupos de la oposición, sino porque el interventor municipal –el funcionario encargado de velar por que en el Ayuntamiento los contratos y los gastos se hagan de acuerdo a las leyes– encuentra anomalías en su gestión. El ICAS no parece ajustarse a la normativa vigente y no es la primera vez que el interventor pone reparos. El consejo de administración del Instituto del ICAS tomó ayer conocimiento de varios contratos ya formalizados a los que el interventor a puesto pegas. Uno de ellos ser refiere a la factura de MLB Consultores por la prestación de trabajos de asesoramiento fiscal por importe de 13.068 euros, sobre la que el interventor afirma que «los gastos fueron sin la previa y preceptiva aprobación por el órgano de contratación», según reza en el informe al que tuvo acceso este periódico. En este documento también se apunta que en el expediente tampoco queda acreditada la justificación del precio y la promoción de la concurrencia, no habiéndose seguido el procedimiento de contratación establecido en la instrucción 5.3 Contratación del ICAS. «Con fundamento en lo expuesto, se considera inadecuado el procedimiento de contratación», apostilla el informe del funcionario municipal. Además, éste cuestiona el contrato del servicio de iluminación del teatro Lope de Vega por 14.520 euros para el montaje de actos programados en el mes de diciembre. En este caso, el informe del interventor indica que los gastos fueron realizados «sin la previa y preceptiva aprobación de los gastos por el órgano de contratación». Además, asegura que como los servicios que requiere el teatro son continuos, el contratar por un mes concreto «podría incurrir en fraccionamiento», así que por todo ello «se considera inadecuado el procedimiento de contratación». Sin embargo, fuentes municipales aseguraron ayer que todos los contratos vistos en el consejo de administración del ICAS fueron «convalidaciones de facturas» y rechazaron irregularidades o pegas puestas por el interventor municipal. En cuanto a la contratación del sistema de climatización del Lope de Vega durante el mes de mayo y junio debido a una avería, el ICAS pagó un total de 3.759,52 euros y 1.137,28 euros por los trabajos realizados por la empresa T.S.T. (Torres Servicios Técnicos). Y en este caso, el informe del interventor, fechado el pasado 12 de diciembre, indica que de la documentación que consta en el expediente «se deduce que los equipos fueron arrendados sin la previa y preceptiva aprobación de los gastos por el órgano de contratación» y que los expedientes «tampoco acreditan la justificación del precio y la promoción de la concurrencia, no habiéndose seguido el procedimiento de contratación establecido en la instrucción 5.3 de contratación del ICAS». En otro de los contratos reza un gasto de 11.313 euros en servicios de carga, descarga, transporte y ayuda al montaje y desmontaje en el teatro durante el mes de diciembre de 2013, mientras que otro alude a estos mismos servicios en el periodo entre enero y junio de 2014, para lo que se prevé un presupuesto de 45.375 euros. En el primero de los casos, el interventor defiende que los gastos se realizaron sin la previa y preceptiva aprobación por el órgano competente, que se podría incurrir en fraccionamiento y que es inadecuado el procedimiento de contratación. En el segundo, el alto funcionario indica que la tramitación del contrato se inició de forma «anticipada, mas no llegó a ser adjudicado antes del inicio de su plazo de ejecución (previsto)». «No obstante, habiendo sido determinado el precio del contrato mediante precio unitario del servicio (euro/hora) y habiéndose licitado por una baja porcentual sobre dicho precio unitario, ello debe constar en la adjudicación, pues las prestaciones deberán abonarse en base al número de horas en servicio, según consta en el pliego de prescripciones técnicas», apostilla el informe al que tuvo acceso este periódico. El pasado mes de octubre, IU informó de que el consejo de administración del ICAS había tomado conocimiento de varios contratos ya formalizados sobre la décima edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla que habían contado con el «reparo» del interventor. En los informes sobre estos contratos, el funcionario apuntaba que era «inadecuado el procedimiento de contratación». En ese consejo se dieron cuenta de gastos por 167.000 euros, «que se pasan como comunicaciones oficiales, pero que es dinero público al que se niega a la oposición cualquier fiscalización o posibilidad de debate y análisis», criticó la federación de izquierdas. Además, el interventor también llamó la atención sobre una serie de irregularidades que atañen a los gastos de propaganda del Área de Cultura, concretamente a los que realizaron para promocionar la exposición Santas de Zurbarán: Devoción y Persuasión. En este caso también cuestionó el procedimiento.

  • 1