Local

El interventor ve "mejorable pero legal" la venta de Mercasevilla

Asegura que ni el secretario municipal ni él se leyeron el pliego de condiciones, sino que confiaron en las explicaciones que les dio el director general, Fernando Mellet.

el 20 oct 2010 / 16:41 h.

TAGS:

El interventor y el secretario del Ayuntamiento, ambos miembros de la comisión ejecutiva y del consejo de administración de Mercasevilla, ni siquiera leyeron el pliego de condiciones del concurso con el que la empresa pública vendió un suelo valorado en más de cien millones de euros y que ahora se encuentra bajo investigación judicial. Así lo admitió ayer en su citación como testigo el interventor municipal, José Miguel Braojos -que ratificó así su declaración ante la Policía Judicial-, quien no obstante aseguró que desde el inicio del proceso había tenido ocasión de revisar las condiciones técnicas. Su conclusión tras este análisis es contundente: "El pliego es técnicamente mejorable, pero es legal. Volvería a votar a favor del mismo ahora que lo conozco".

El interventor, que en Mercasevilla tiene voz y voto aunque no tiene competencias de fiscalización de las cuentas, aseguró que en todo momento "confió en las explicaciones técnicas del ex director general de Mercasevilla, Fernando Mellet" y aseguró que lo mismo le ocurrió al entonces secretario Venancio Gutiérrez. Según el relato de Braojos, ambos comentaron que ni siquiera habían revisado el pliego. Durante el proceso, sólo percibió un detalle que podía indicar irregularidades en el concurso: "Había una predisposición a asumir el informe-propuesta de la mesa de contratación". Ante el resto de las preguntas de la juez, negó cualquier indició de ilegalidad: no notó una preferencia por Sando; nadie le manifestó sospechas de que el concurso estuviera "amañado"; todos los consejeros tuvieron posibilidad de acceder a toda la documentación -lo hicieran o no como el caso del interventor- y no recibió "ordenes directas o indirectas" para actuar de una u otra forma.

Una vez iniciada la investigación judicial, el interventor asegura haber ido revisando sus pasos y el proceso. Detectó en ese momento incorrecciones en las actas del consejo de Mercasevilla -que "dejan mucho que desear"- que le atribuyen una participación en el pliego de condiciones que él rechaza. Tanto él como el ex secretario del Consistorio se reunieron, además, con la técnico imputada María Victoria Bustamante para cuestionar su declaración ante el juzgado en la que afirmó que el interventor dio su conformidad al pliego de condiciones. También mostró su rechazo al hecho de que el pliego que se aprobó en el Pleno es distinto del que salió a concurso, aunque aseguró desconocer si esto ocurrió así.

Pese a esto, Braojos señaló que todos sus análisis muestran que el pliego es "legal" e incluso asegura que el concurso tuvo en cuenta "cuestiones económicas y jurídicas". Eso sí, asegura que hubiera mejorado el pliego describiendo las cargas del suelo.
A partir de este punto, el interventor señala a Domingo Enrique Castaño y a María Victoria Bustamante como los responsables del pliego, y admite, tras ser requerido en repetidas ocasiones por la juez, que al primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, "le gustaba enterarse de todo lo que ocurría en Mercasevilla". Aunque con una precisión: "Ejercía la labor de cualquier otro consejero". Sobre el ex gerente de Urbanismo Manuel Marchena, según afirmó en 2005, ni siquiera tenía "trató personal con él". Como ha ocurrido en ocasiones anteriores, la magistrada sigue recabando información sobre Torrijos y Marchena a los que aún no ha llamado a declarar.

  • 1