Local

El Islam celebra la fiesta del sacrificio

El mundo islámico celebró ayer la principal festividad de su calendario, sacrificaron a millones de animales, mientras que los peregrinos comenzaron la lapidación del diablo en La Meca.

el 14 sep 2009 / 21:42 h.

TAGS:

El mundo islámico celebró ayer la principal festividad de su calendario, sacrificaron a millones de animales, mientras que los peregrinos comenzaron la lapidación del diablo en La Meca.

Corderos, vacas y camellos fueron sacrificados a partir de las primeras horas del día en todos los estados islámicos, siguiendo la "Sunna" (hecho o costumbre del profeta Mahoma), para conmemorar el sacrificio hecho por Abraham.

Tanto el sacrificio como la lapidación de Satanás, que comenzó a realizar ayer miércoles y durante tres días los alrededor de tres millones de peregrinos musulmanes congregados desde el lunes en La Meca, están vinculados a la familia de Abraham.

Según la tradición islámica, Abraham no dudó en ofrecer la vida de su hijo, Ismail, como signo de obediencia a Dios, pero el hijo fue sustituido en el último minuto por un cordero grande con cuernos, regalado por Dios.

La lapidación de Satanás se celebra en el sitio donde el maligno se apareció por primera vez a Abraham, Ismail y a la madre de éste, Hagar, que, según los musulmanes, arrojaron cada uno de ellos siete piedras contra el diablo.

Los peregrinos arrojaron el miércoles por la mañana cada uno siete piedras contra las tres columnas que representan las tentaciones del diablo en la región de Muzdalefa, a unos 8 kilómetros del centro de La Meca, antes de sacrificar los animales, en su mayoría corderos.

Las autoridades saudíes, para facilitar el ritual a los peregrinos, han levantado numerosos mataderos en La Meca, algo que han seguido otros países árabes con el fin de evitar que los musulmanes degüellen sus animales en las calles o en casa.

La carne es habitualmente dividida en tres partes; una para los pobres y otra es repartida entre los parientes, mientras que la familia que compra y degüella el animal se queda con la tercera parte.

El primer día de la festividad, que durará hasta el sábado, comenzó, como es habitual, con la plegaria de la fiesta (Salat el Eid), que se celebra a primera hora de la mañana en lugares abiertos, y no en las mezquitas, aunque tomando en cuenta la separación entre hombres y mujeres.

  • 1