El jefe de la policía de Écija pasa a ser instructor de multas y sanciones

Por resolución de alcaldía, el inspector Antonio de la Rosa pasa a segunda actividad y es retirado de la jefatura de la policía local, que ejercerá temporalmente el subinspector Miguel Grao.

el 01 ene 2014 / 18:03 h.

delarosa_giltoresanoEl inspector jefe de la Policía Local, Antonio de la Rosa, abandona el servicio activo y pasa desde ayer, 1 de enero, a segunda actividad. El Gobierno local (PP-PA) destina al hasta ahora jefe del cuerpo municipal de policía a labores de instrucción de expedientes sancionadores, es decir, a tramitar multas de tráfico, por venta ilegal o sanciones por la ‘botellona’, entre otras. De la jefatura de la Policía Local se encarga a partir del primer día de este año el subinspector Miguel Grao, igualmente por resolución de la alcaldía y de manera temporal, ya que el puesto de jefe de la policía se cubriría a través de un concurso oposición, según fuentes municipales. Sin embargo, el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Onetti (PP), apunta que el equipo de gobierno “no tiene intención de sacar por ahora a concurso la plaza”, alegando “nuestra política de austeridad”. “Reorganizamos la jefatura de la policía”, resume Onetti. El ‘ascenso’ de Grao supone que corre el escalafón, ya que el subinspector venía realizando desde hace años las tareas de jefe en ausencia de De la Rosa. Onetti entiende igualmente que, con el pase a segunda actividad del inspector no se pierden agentes en la calle. Según el concejal del PP, tampoco hay un sobrecoste en la retirada de De la Rosa del servicio activo, una cuestión que había denunciado en su día el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIP-AN), que acusa al Gobierno local (PP-PA) de represaliar al mando policial con esta medida, como consecuencia de la polémica suspensión en junio de una carrera popular y un concierto de rock, extremo desmentido por el alcalde, Ricardo Gil-Toresano (PP). Por su parte, Antonio de la Rosa adelantó hace semanas que no va a aceptar su pase a segunda actividad que le propone el Gobierno local (PP-PA). El funcionario aportó un examen médico que le califica como apto para el servicio, a pesar del cual, el 12 de diciembre se le comunicó la resolución de alcaldía que le retira del servicio activo, a pesar de que el reglamento de segunda actividad recientemente aprobado por el Ayuntamiento de Écija señala que “si el agente quiere seguir en servicio activo debe solicitarlo y certificar que reúne las condiciones psíquicas y médicas para ello”. De la Rosa anuncia que estudia tomar medidas legales contra la decisión del alcalde, Ricardo Gil-Toresano (PP) y dice sentirse perseguido por el equipo de gobierno. Para el inspector, la medida “es una venganza y la venganza y la persecución van unidas”, vinculando su pase a segunda actividad con la suspensión de varias actividades organizadas por concejalías gestionadas por el PA y a presuntas presiones de los andalucistas que el alcalde ha negado.

  • 1