Local

El joven que atropelló a dos mujeres en Paseo Colón conducía sin carné e intentó huir

En el control tras el atropello, el individuo duplicó la tasa de alcoholemia permitida.

el 04 abr 2010 / 07:04 h.

TAGS:

Almudena González y Patricia Alfaro –de 30 y 26 años, respectivamente– fallecieron en la madrugada de ayer tras ser atropelladas  después de bajar de un taxi por un Renault Clio conducido a alta velocidad. Al volante iba un joven que dio positivo en el control de alcoholemia –0,56, algo más del doble de la tasa permitida–, que tenía el carné retirado y que protagonizó una confusa escena que está bajo secreto de sumario.

No frenó antes del paso de peatones –así lo corrobora que no hay marca alguna en el asfalto– y  tras un fuerte impacto avanzó, con el capó del coche completamente destrozado, entre 150 y 200 metros hasta la altura del Teatro de la Maestranza.

Según fuentes municipales y varios testigos fue un intento de darse a la fuga abortado por un taxi, que impidió el paso al coche y requirió la ayuda de la Policía Nacional. Según la familia de uno de los implicados, un hijo del presidente del Sevilla, José María del Nido, el vehículo recorrió esta distancia desequilibrado tras el golpe.

El conductor, que responde a las iniciales F. V. C., fue en cualquier caso detenido, prestó declaración judicial y entró en  prisión provisional, comunicada y sin fianza acusado de un delito contra la seguridad del tráfico con resultado de muerte. Mientras tanto, las dos jóvenes fueron trasladadas al Anatómico Forense después de que el juez levantase el cadáver a las dos y media de la madrugada, y otros dos individuos requirieron asistencia médica, una de ellas con un ataque de ansiedad.

El impacto del golpe refleja la velocidad a la que circulaba el vehículo por el Paseo de Colón –procedente de La Palmera– un Sábado Santo pasada la medianoche: las dos jóvenes fueron desplazadas en torno a 40 metros del paso de peatones que cruzaban en dirección al Centro. En el paso de cebra se quedó tirada en el suelo la tercera de las jóvenes, de 27 años, con un ataque de ansiedad.

 


El coche, en el que iba de copiloto el hijo de José María del Nido –quien incluso acudió al lugar de los hechos en torno a las dos y media de la madrugada–, continuó hasta detenerse frente a la Maestranza obstaculizado por uno de los taxis que se encontraban en el lugar de los hechos. Aunque los ocupantes fueron trasladados a dependencias policiales, el conductor fue el único detenido una vez que se realizó el control de alcoholemia y que se llevó a cabo una reconstrucción de los hechos en la que participó el juez y la unidad especializada de la Policía Local.

Para realizarla fue necesario cortar el tráfico en los alrededores durante prácticamente dos horas. Según varios testigos presenciales, a su llegada al coche policial aún tenía una bandera del Sevilla en la cintura. Pese a que tanto la Policía Local como el 061 llegaron en apenas unos minutos al lugar del accidente, poco pudieron hacer por las jóvenes. Una procedente de Madrid, y la otra de Mairena del Aljarafe. Las reanimaciones no fueron suficientes ante el impacto de los golpes. .  
Según sus familiares y amigos, que acudieron ayer al tanatorio las dos jóvenes junto a otras cuatro personas   estaban disfrutando del Sábado Santo, y acababan de bajarse de dos taxis.

En el primero iban las dos víctimas y la joven que tuvo que ser ingresada. En el segundo, varios hombres, entre ellos el prometido de una de las víctimas. La familia admitía ayer la confusión de los hechos. La investigación está ya en manos del Juzgado, que ha decretado secreto de sumario.

  • 1